Coronavirus

Regreso a escuelas sigue en análisis y no es indispensable la vacuna: López-Gatell

“No es indispensable tener vacunas para que se regrese a las escuelas ¿ayuda? Sí, claro que puede ayudar, pero no es indispensable”, aseveró esta mañana el subsecretario de Prevención de la Salud, Hugo López-Gatell.
martes, 8 de diciembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El regreso a clases presenciales es factible, no depende de la vacunación y el sector salud con el educativo analizan las posibilidades de reabrir escuelas desde hace meses, considerando las condiciones de seguridad sanitaria, informó hoy el subsecretario de Prevención de la Salud, Hugo López-Gatell.

Desde luego, el plan implica que pueda realizarse el retorno a clases cuando los niveles de riesgo disminuyan, de manera que por ahora no hay precisión sobre fechas posibles.

“No es indispensable tener vacunas para que se regrese a las escuelas ¿ayuda? Sí, claro que puede ayudar, pero no es indispensable” precisó esta mañana en una de sus intervenciones durante la conferencia de prensa presidencial en la que se presentó en términos generales el plan de vacunación.

La proyección del gobierno de México, se planteó un proceso de vacunación que llevará todo el 2021 y el primer trimestre de 2022, por etapas que priorizarán gradualmente a los grupos de edad más avanzada durante el primer semestre del próximo año.

En tanto, la población menor de 40 años recibirá el antídoto a partir de junio y su aplicación se extenderá hasta marzo de 2022. Con esa información, se advierte que la población en edad escolar sería atendida al final.

Al ser cuestionado sobre el asunto, López-Gatell explicó que los estados de la república que se encuentran en color verde del semáforo epidemiológico podrían reabrir escuelas, en tanto, aquellos estados que se reputan en color amarillo podrían también hacerlo, aunque estableciendo filtros sanitarios.

Recordó que las escuelas fueron el primer espacio de intervención, con la suspensión de clases presenciales desde el mes de marzo y si bien, se trata de espacios donde existe confluencia e intercambios de materiales, carece de sentido sobreregular los espacios escolares con una visión estrictamente microbacteriológica.

En las próximas semanas, las secretarías de Salud y de Educación, en conjunto, explicarán la preparación para el regreso a clases presenciales y las medidas que se deberán tomar en cuenta para hacerlo.

De acuerdo con la más reciente actualización del semáforo epidemiológico, permanecen desde hace varias semanas con color verde los estados de Campeche y Chiapas, a los que se sumó Veracruz. En tanto, en amarillo, se ubica a los estados de Oaxaca, Colima y Tlaxcala.

Sin embargo, la mayor parte del país está en naranja, con 24 entidades federativas en ese nivel de riesgo de las cuales diez están en alerta por un eventual paso a rojo: Sonora, Coahuila, Nuevo León, Durango, Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Ciudad de México y Estado de México.

En rojo, es decir, en el mayor nivel de riesgo, permanecen Baja California y Zacatecas.

Como se recordará, el período de diciembre ha sido objeto de un llamado presidencial, el pasado viernes, a retomar voluntariamente el confinamiento o reducir al mínimo la exposición, pues además de que el período invernal tiene la previsión de las autoridades sanitarias por un incremento en la velocidad de contagio, las fiestas decembrinas incrementan los riesgos si se relajan las medidas de distancia social.

Comentarios