ASF: se perderán 37 mil 740 millones de pesos si se pospone a 2024 el Tren Interurbano

viernes, 21 de febrero de 2020 · 15:10

 CIUDAD DE MÉXICO (apro).— La Auditoría Superior de la Federación (ASF) alertó que se perderán 37 mil 740 millones de pesos si la operación del Tren Interurbano México-Toluca se pospone hasta 2024, año en que concluye la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador.

En su más reciente informe de la cuenta pública, la ASF hizo el siguiente cálculo:

“Si el proyecto entrara en operación en 2022, se registraría una pérdida de 18 mil 059.8 millones de pesos y si el tren entrara en operación en 2024, la pérdida estimada aumentaría a 37 mil 740.3 millones de pesos”.

Y agregó:

“Por lo tanto, se determinó que, si la SCT (Secretaría de Comunicaciones y Transportes) extiende el periodo de inversión del proyecto y, con ello, continúa postergando su entrada en operación, se dejarían de percibir beneficios y se comenzarían a generar costos de mantenimiento de la infraestructura ya existente”.

Igualmente, la ASF detectó que existen pagos indebidos por 105 millones 393 mil pesos en el tramo ferroviario que se tendió en el municipio mexiquense de Zinacantepec, que es donde se encontrará la primera estación del tren, el cual concluirá su recorrido en la Estación Observatorio de la ciudad de México.

https://www.proceso.com.mx/617892/sfp-anomalias-millonarias
Obra peñista

La construcción del tren México-Toluca comenzó en el sexenio de Enrique Peña Nieto y pensaba ponerse en operación en 2017, antes de que esta administración federal concluyera. Sin embargo, la obra se ha ido aplazando, y con ello ha estado aumentando su costo.

Se pensaba que, por ser una obra en la que participan grupos empresariales aliados al Grupo Atlacomulco, el gobierno de López Obrador no la concluiría, teniendo una suerte semejante a la del aeropuerto que los mismos grupos empresariales proyectaban construir en Texcoco.

Sin embargo, López Obrador decidió continuar esta obra emblemática del peñanietismo, manteniéndola a cargo de la SCT, cuyo actual titular es Javier Jiménez Espriú, quien también ha venido informando sobre los aumentos en el costo de la obra y posponiendo su fecha de entrada en operación.

A lo largo de sus 57 kilómetros de longitud, esta obra ferroviaria ha ocasionado además daños ecológicos y despojo de tierras a ejidatarios y comuneros, algunos de los cuales han interpuesto amparos.

Por su parte, algunos ambientalistas y urbanistas la han considerado una obra onerosa e innecesaria, pues ya hay dos autopistas que conectan a la ciudad de México con Toluca.

De esta manera, ya eran previsibles los señalamientos hechos ahora por la ASF.