Operativo que detonó violencia en Celaya no fue contra "El Marro", afirma el presidente

miércoles, 11 de marzo de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los hechos de violencia registrados ayer en Guanajuato, que incluyó cierre de al menos 11 puntos carreteros y otros desmanes, fueron minimizados por el presidente Andrés Manuel López Obrador quien, en síntesis, consideró fue una reacción ante el incremento de la presencia de las fuerzas de seguridad federal. También rechazó que los operativos hayan tenido relación con un intento de detención de José Antonio Yépez Ortiz, apodado El Marro, a quien se identifica como líder de la organización delictiva conocida como cartel de Santa Rosa de Lima. Luego de que ayer corrieran rumores sobre la detención del mencionado líder huachicolero, desmentidos después de manera oficial, así como de una presunta detención y luego liberación similar a lo ocurrido en Culiacán, López Obrador precisó:
“Fue un acto de reacción de grupos de la delincuencia, aparatoso, publicitario, propagandístico, pero sin mucha base social. Ya no es lo de antes, y afortunadamente no pasó a mayores”.
En su conferencia de prensa matutina, el mandatario fue reticente a exponer más detalles sobre lo abordado en su gabinete de seguridad, para centrarse en destacar la ausencia de base social de los grupos delictivos en esa entidad, así como la presencia federal. Añadió que su gobierno está atendiendo de manera especial Guanajuato pues se trata de la entidad federativa más violenta, que casi diario hace la diferencia al alza.
“Guanajuato nos está significando el 15% de los homicidios (de la estadística diaria nacional), entonces hay una atención especial y por eso estas reacciones”.
Con la mayor presencia de GN
Aseguró, sin precisar el despliegue, que en esa entidad es donde se concentra el mayor número de elementos de la Guardia Nacional que trabajan de manera coordinada con el Ejército y la Marina, y consideró que se está avanzando, aunque poco, y pidió paciencia. López Obrador rechazó, a pregunta expresa, que se haya tratado de un operativo para detener a José Antonio Yépez Ortiz, apodado El Marro, y negó que lo hayan dejado ir o se les haya escapado como ocurrió con Ovidio Guzmán, en Culiacán, en octubre pasado.
“No fue un operativo con ese propósito. Es que ha habido detenciones, no tiene nada que ver con lo de Culiacán. Hay detenciones porque se está actuando y esa es una reacción y va a continuar la participación de las fuerzas de seguridad”.
Pide confianza
El titular del Pode/r Ejecutivo, pidió a los ciudadanos tener confianza, garantizó la protección de los habitantes y llamó a que no den apoyo a la organización dedicada al robo de combustible, advirtiendo que este es el momento para alejarse de sus operaciones. Al destacar los programas sociales a los que los ciudadanos pueden tener acceso, planteó un análisis sobre el crecimiento económico de Guanajuato, “un estado exitoso”, donde hay inversión industrial y empleo, pero no sé atendió la desigualdad, argumento este que concatena con su idea de atender las “causas” de la criminalidad.
“Eso fue lo que produjo la descomposición social y desató esta inseguridad y violencia. “Decirle a los que por necesidad o porque no tenían opciones alternativas, tomaban este camino de que recibían un apoyo económico porque había nóminas o despensas, decirles vámonos a otros campos”, concluyó.
En las últimas semanas Guanajuato ha sido escenario de episodios de violencia por los operativos de la Guardia Nacional y militares en la zona.  Destaca la detención, aparentemente por casualidad, de Rodolfo Yépez, padre del apodado “Marro”, durante una revisión rutinaria por vehículo robado el pasado 5 de marzo. Te recomendamos: Celaya y alrededores viven jornada de bloqueos y quema de vehículos (Videos)