Cinco reos y un custodio dan positivo a covid-19; hay 22 sospechosos en cárceles: CNDH

lunes, 13 de abril de 2020 · 22:14
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ante la confirmación de cinco internos y un custodio de penales del Estado de México y de Yucatán infectados de covid-19, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) validó las medidas sanitarias tomadas por el Sistema Penitenciario. De igual manera, reiteró “su solicitud de medidas cautelares emitida hace un mes, a fin de que las autoridades generen en tiempo y forma condiciones preventivas óptimas, adecuadas y suficientes para la protección de la salud de las personas privadas de su libertad, visitantes y personal de trabajo de los centros penitenciarios”. El organismo confirmó que cuatro internos del penal de Cuautitlán, Estado de México, que resultaron positivos a covid-19 fueron trasladados al penal de Neza Norte, acondicionado para recibir a este tipo de enfermos, en tanto que un interno de Yucatán está aislado y un custodio confinado en su domicilio. De acuerdo con la CNDH, ayer le fue informado que “en las cárceles del país se encuentran 22 sospechosos” de ser portadores de covid 19, mientras que “el Sistema Penitenciario Nacional no reporta ningún incidente violento por las medidas adoptadas de control sanitario al interior de los centros”. El organismo presidido por Rosario Piedra Ibarra aseguró que “se tomaron todas las medidas sanitarias”, mientras que se mantiene “dando seguimiento a la situación”, y una vez más solicitó medidas cautelares, como lo hizo el 14 de marzo pasado. En dicha solicitud “se sugiere implementar mecanismos encaminados a la protección de la salud y vida de la población privada de la libertad, las visitas en general a los proveedores de servicios y personal penitenciario, efectuando medidas preventivas”. De acuerdo con las medidas cautelares emitidas el 14 de marzo, la CNDH recomendó que se mantuviera informada a la población penitenciaria, visitantes y personal penitenciario “sobre las acciones que han de adoptarse de acuerdo con la evolución del padecimiento”, así como a internos y a custodios sobre “las medias preventivas que deberán adoptarse para evitar el contagio”. Se sugirió dar seguimiento a la información relacionada con el covid-19 divulgada por las autoridades, así como los “consejos” de las autoridades de los servicios de salud local y federal, de protección; evitar el desplazamiento en “las zonas de mayor peligro” dentro de los penales para evitar peligro; dotar de agua y jabón suficientes a la población penitenciaria, visitantes y empleados, sobre todo a los más vulnerables por edad o salud, que tengan mayor riesgo de contagio. La CNDH pidió al sistema penitenciario que en caso de ubicar “algún cuadro sospechoso en algún centro de reclusión, se deberá informar de manera inmediata al personal médico, con el fin de que realice un diagnóstico específico y, en caso de un probable caso de covid-19, notificar a la autoridad de salud correspondiente, a fin de confirmar o descartar el mismo y en su caso determinar las medidas correspondientes”.

Otras Noticias