Mantener privados de la libertad a migrantes 'demuestra desprecio por su salud y dignidad”: HRW

miércoles, 15 de abril de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- José Miguel Vivanco, representante de Human Rights Watch (HRW) para las Américas, reprobó que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador mantenga privadas de la libertad a personas migrantes. Eso, dijo, “demuestra un absoluto desprecio por su salud y dignidad”. A través de un comunicado, la organización llamó al Ejecutivo mexicano a confirmar su vocación humanitaria, poniendo en libertad a los migrantes que no puedan se deportados debido al cierre de fronteras. “El presidente López Obrador no puede sostener que su gobierno respeta los derechos humanos de los ‘hermanos migrantes centroamericanos’ y, al mismo tiempo, poner en práctica políticas que vulneran de manera manifiesta las obligaciones jurídicas internacionales asumidas por México para proteger los derechos humanos de los migrantes. Ello demuestra un desprecio absoluto por su salud y su dignidad”, apuntó Vivanco. De acuerdo con HRW, el 31 de marzo pasado un funcionario del Instituto Nacional de Migración (INM) le informó que en los centros de detención había 4 mil personas, de las cuales 2 mil 600 eran originarias de Honduras y El Salvador, quienes no pueden ser repatriadas por el cierre de fronteras de ambos países (el 15 y el 17 de marzo, respectivamente). Nota relacionada: [embed]https://www.proceso.com.mx/622847/cierre-frontera-mexico-eu-migrantes[/embed] “Aunque estos gobiernos indicaron que sus ciudadanos podían ingresar al país, el representante del INM indicó a HRW que el gobierno mexicano no ha podido llegar a un acuerdo para reanudar la repatriación de hondureños y salvadoreños”, señaló la organización en su comunicado. Vivanco insistió en que “miles de migrantes están detenidos en México en condiciones inhumanas e insalubres, en medio de una pandemia global”, por lo que urgió al gobierno mexicano a que “actúe de inmediato para liberar o encontrar alternativas de detención para todos aquellos migrantes a los que no pueda repatriar, o al menos mientras dure la pandemia de covid-19”. Añadió: “Las condiciones insalubres y la atención médica inadecuada en los centros de detención de migrantes en México han sido ampliamente documentadas”. Considerando que “cientos de personas duermen y comen en espacios comunes y comparten baños, es prácticamente imposible implementar medidas básicas para evitar un brote, como el distanciamiento social y el aislamiento de quienes tengan síntomas de enfermedades respiratorias”. La organización con sede en Nueva York advirtió que, una vez dentro de los centros de detención de migrantes, la pandemia “puede propagarse con rapidez e infectar a detenidos y al personal del establecimiento, que luego llevarían la enfermedad a la comunidad circundante”. HRW hizo un recuento de las protestas en Estaciones Migratorias debido a la falta de condiciones sanitarias para enfrentar la pandemia, así como de los diversos llamados que han hecho las agencias de Naciones Unidas para liberar a los migrantes para evitar la propagación del coronavirus. Recordó que ante la falta de condiciones sanitarias y la incertidumbre del tiempo en que permanecerán confinados, desde el 23 de marzo pasado migrantes privados de la libertad han protagonizado protestas y huelgas de hambre en estaciones migratorias, como en Tapachula, Chiapas; Villahermosa y Tenosique, Tabasco; Hermosillo, Sonora, y en Piedras Negras, Coahuila. En Tapachula, el 23 de marzo, HRW tuvo información del Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, de que la protesta fue sofocada “con mangueras, pistolas paralizantes, gas lacrimógeno y bastones”, además de que agentes de seguridad “golpearon a algunas personas detenidas”, resultando varios heridos y una persona perdió el conocimiento; el 31 de marzo, en Tenosique, a causa de un incendio en el centro de detención, murió Héctor Rolando Barrientos Dardón, de nacionalidad guatemalteca y solicitante de asilo, en tanto que Médicos sin Fronteras notificó que en un espacio para 100 migrantes estaban detenidos 170. Tras recordar que la Fiscalía General del estado de Tabasco y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos indagan la muerte del migrante guatemalteco, la organización internacional llamó al INM y a la Guardia Nacional a “colaborar plenamente con la investigación y, a su vez, las autoridades mexicanas deberían realizar una investigación oportuna, exhaustiva e imparcial sobre los incidentes de posible uso excesivo de la fuerza por parte de miembros de la Guardia Nacional en respuesta a estas protestas”. Sobre las recomendaciones de agencias de Naciones Unidas, HRW citó las emitidas por el Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detención Arbitraria, en el sentido de que la detención de migrantes debe ser una “medida excepcional de último recurso” y sólo “si se justifica por una finalidad legítima”. También las advertencias de la Organización Mundial de la Salud, que señalan (OMS) que “las personas privadas de libertad posiblemente sean más vulnerables al brote de coronavirus que la población en general”. Nota relacionada: [embed]https://www.proceso.com.mx/625860/conapred-cuestiona-al-inm-por-dejar-a-su-suerte-a-migrantes[/embed] En tanto, el Subcomité de las Naciones Unidas para la Prevención de la Tortura (SPT) llamó a los gobiernos a “reducir las poblaciones detenidas siempre que sea posible”, abundó. Finalmente, HRW recordó que el llamado al esclarecimiento de los hechos del 31 de marzo en Tenosique, así como la liberación de las personas migrantes, también lo han hecho el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef).

Comentarios