En Michoacán hacen obligatorio el uso de cubrebocas por covid-19

jueves, 16 de abril de 2020
MORELIA, Mich. (apro). -  Ante el alza en el número de casos de covid-19 en Michoacán, al sumar 85 casos y 14 defunciones, el gobernador Silvano Aureoles, determinó el uso obligatorio del cubrebocas como medida de prevención de contagio de la enfermedad. “Hago un llamado para que no se compren mascarillas profesionales, destinadas para el personal médico. Una mascarilla hecha en casa con pañuelos o tela es mejor porque puede lavarse diariamente; así no agotamos el material que se necesita en hospitales, no contaminamos y, sobre todo, sumamos una medida de higiene que nos ayuda a cuidar a los grupos vulnerables”, señaló. En un mensaje dirigido a los ciudadanos, el gobernador explicó que luego de demostrarse en otros países el uso exitoso del cubrebocas como un auxiliar en la protección y mitigación del contagio del coronavirus, a partir de hoy se establece su uso obligatorio en todo el estado. Como medida adicional, aseguró que toda la red de centros del Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado de Michoacán (ICATMI) apoyará con la elaboración de cubrebocas, para cubrir las zonas más necesitadas del estado, e hizo un llamado a todas las costureras para sumarse a la producción de este insumo. “Les pido a todas y todos su solidaridad y colaboración responsable para adoptar esta sencilla pero importante medida”, convocó el mandatario. Detalló que esta nueva medida ayudará principalmente para proteger del contagio a la población más vulnerable y evitar la propagación del virus, en especial para los adultos mayores, que han sido el sector más afectado por la pandemia. “El principal objetivo es proteger a la población, especialmente a los más vulnerables como son los adultos mayores y las personas con enfermedades crónicas. Hoy, al igual que quedarnos en casa, lavarse constantemente las manos y mantener la sana distancia, el uso del cubrebocas puede hacer gran diferencia en el control de la enfermedad”, aseguró. Informó que, con el fin de evitar un gasto extra para las familias, a través de la Coordinación de Comunicación Social y la Secretaría de Salud, publicarán en redes y medios de comunicación, guías sencillas para que la población elabore en casa sus propios cubrebocas con material de fácil acceso. Ante ello, recordó la importancia de no comprar material profesional. Aureoles Conejo reiteró su llamado a las y los michoacanos a seguir puntualmente todas las recomendaciones de prevención contra la covid-19.

Continúa la falta de insumos en hospitales

Por otra parte, el exvocero de las autodefensas de Michoacán, hoy subdelegado médico del ISSSTE, José Manuel Mireles Valverde, denunció ante los diputados de la entidad que el ISSSTE no cuenta con recursos materiales ni humanos para atender a los pacientes infectados por covid-19 y están operando gracias a la generosidad de organizaciones civiles que los están apoyando. Mireles reconoció en la reunión con los legisladores michoacanos que el Instituto no tiene capacidad alguna para atender a derechohabientes ni pacientes en general, ya que cuentan con una cama y media y 1.25 médicos por cada mil derechohabientes, “pero eso sí cuentan siete sindicatos y medio porque uno está en formación y los líderes mandaron a todo mundo a sus casas”. “Ahorita en el ISSSTE no queda un solo trabajador de base, puros suplentes, puros voluntarios, puros de guardia, lo que sí es un halago es el personal de intendencia, todos están trabajando; pero no los que juraron ante una piedra de Hipócrates. “Es una vergüenza porque de muchos recibimos demandas en Derechos Humanos porque nos negamos a darles una licencia médica para que huyeran de la contingencia, a médicos, especialistas y enfermeras se les negaron y los acusaron y, a los cuatro o cinco días estaban publicando en Facebook postales de Las Vegas, Puerto Vallarta o Ixtapa”. En el ISSSTE no hay una sola ambulancia equipada para el traslado de un paciente contagiado por el Covid -19 y se requieren al menos 12 y actualmente los está apoyando el Centro Regulador de Urgencias Médicas (CRUM), pero se tardan seis o siete horas en responder al llamado porque tienen que justificar que se requiere un traslado de pacientes con sintomatología del virus.

Comentarios