Juez concede amparo a médicos para que el gobierno de Puebla entregue insumos

jueves, 16 de abril de 2020
PUEBLA, Pue. (apro).- El Juzgado Octavo de Distrito en Materia de Amparo Civil, Administrativa y de Trabajo y Juicios Federales del estado de Puebla concedió medidas cautelares a 12 médicos que laboran en el Hospital General de la Zona Norte, quienes denunciaron la carencia de protocolos e insumos de protección para trabajar. En respuesta a la demanda de amparo que interpusieron los galenos, registrada bajo el número 494/2020, el Juzgado ordenó al gobierno estatal cumplir con la entrega de insumos necesarios para que los trabajadores de la salud puedan atender a los pacientes de covid-19 sin riesgo de contagio. El juez dio un plazo de 24 horas al secretario de Salud del estado, José Humberto Uribe Téllez, y al director general del hospital, José Ricardo Rosas, para que informen sobre el cumplimiento de la medida cautelar otorgada a los doctores, bajo la advertencia de que si no cumplen podrían ser encarcelados o inhabilitados para cargos públicos. En rueda de prensa, el gobernador Miguel Barbosa ordenó al secretario de Salud cumplir con la orden judicial, sin embargo, Uribe Téllez argumentó que los médicos que solicitaron el equipo completo de protección no están a cargo de la atención de enfermos de coronavirus. El funcionario estatal explicó que el equipo completo se entrega al personal que atiende a los contagiados hospitalizados y al resto de se le da otro “no tan estricto”, para evitar que al momento que se registre la cresta de la pandemia en la entidad se carezca de materiales. La orden judicial señala que el gobierno debe dotar al personal de salud del Equipo de Protección Personal (EPP), que incluye gorros quirúrgicos, pantalla, mascarillas, googles cerrados, pijama quirúrgico, bata impermeable, cubre bata impermeable, guantes quirúrgicos, calzado exclusivo para el quirófano, botas impermeables, overoles con capucha integrada de tela microporosa y guantes de látex. El Juzgado también concedió la petición de que se realicen entrenamientos teóricos-prácticos sobre las medidas de prevención de contagios, la correcta utilización de los EPP y la forma adecuada para retirar los mismos. De igual manera, indica que deben darse pláticas o armar estrategias para sensibilizar a todos los profesionales involucrados en el área de la salud sobre el uso y manejo adecuado de los insumos. En la demanda de amparo, los quejosos advirtieron que además de registrarse un déficit de médicos en el hospital del Norte, la plantilla de personal actual carece de suficientes insumos, como gel antibacterial y jabón en consultorios, así como papel o “sanitas” para el secado de manos. Los galenos también acusaron a las autoridades de salud que hubo omisión para dictar todas las medidas necesarias para prevenir y controlar el contagio de covid-19 entre el personal médico que atiende a pacientes catalogados como sospechosos y confirmados con el virus. Entre tales medidas, mencionaron que no se realiza un “triage” (clasificación) en el consultorio para diferenciar a los pacientes de afecciones respiratorias de los que no lo son, ni se ha hecho la separación de espacios para atender a contagiados. El juzgado dio a las autoridades de salud un plazo de 14 días para presentar un segundo reporte sobre el avance en el cumplimiento de la entrega del equipo de protección. El juez “se excedió en sus atribuciones”: Barbosa El gobernador Barbosa dijo estar “sorprendido” de la actuación de los médicos y la resolución del juez de distrito, quien –dijo-- “se excedió en sus atribuciones” y “da por hecho” todo lo que dicen los demandantes. Incluso cuestionó “los principios hipocráticos” de los doctores que presentaron la demanda de amparo. Precisó que algunos de ellos son personas mayores de 60 años que no están ahora laborando. El secretario de Salud indicó que en el hospital del Norte sólo se reporta un paciente internado por covid-19 y que los solicitantes del amparo atienden en áreas de pediatría, anestesiología, cirugía ambulatoria y otorrinolaringología. Apuntó que apenas ayer se hizo un recorrido por todos los hospitales de la zona conurbada y se corroboró que los trabajadores cuentan con suficiente material e insumos de protección, pero enfatizó que los equipos completos sólo se entregan al personal que está en contacto con enfermos en “Hospitales Covid” y que al resto se le entrega equipo “no tan estricto”. “Debemos de prevenir lo que se viene. Los equipos de protección, aparte de tener altos costos, se utilizan por mucho personal a diario, que tiene que estar haciendo cambios varias veces al día. Si nosotros por tener ahora en el inventario el material suficiente, lo distribuimos a diestra y siniestra, cuando venga el mayor número de contagios, podríamos estar en desventaja”, soltó Uribe Téllez. Finalmente, Barbosa dijo que cumplirán con la suspensión provisional otorgada a los galenos, y rechazó mencionar la estrategia que seguirán para responder al juicio de amparo.