Desmienten al gobierno de Querétaro: no hay equipo suficiente para atender covid-19

viernes, 24 de abril de 2020 · 21:35
QUERÉTARO, Qro. (apro).- Ante reclamos de personal médico por la falta de equipo para atender la contingencia por covid-19, el secretario de Salud estatal, Julio César Ramírez Argüello, respondió que toda la inversión corre a cargo del gobierno estatal, porque el gobierno federal no se ha parado ahí. "A ver, a ver, hay que entender: todo esto lo está metiendo el gobierno estatal, gobierno federal ni se ha parado, también hay que entender eso. Todo esto, si ‘semos’ muy así, le tocaría a gobierno federal", subrayó el pasado 22 de marzo. Sin embargo, un mes después el personal de salud sigue sin tener los insumos necesarios. Seis días después de esa fecha, tras ser abordado por personal médico, el funcionario estatal grabó un video donde aparece él en primer plano y a sus espaldas cajas presuntamente con equipo médico --adquirido por el gobierno que encabeza Francisco Domínguez Servién-- para los trabajadores de la salud en Querétaro. “La Secretaría de Salud a mi cargo adquirió de forma inmediata insumos para equipar a nuestros profesionales de la salud en el estado. Se trata de herramientas adecuadas para la supervisión y cuidado de pacientes sospechosos o positivos de covid-19, mismas que protegerán la integridad de nuestros profesionales de la salud: trajes de seguridad, guantes, cubrebocas, botas quirúrgicas, gel antiviral, entre muchos otros insumos", aseguró Ramírez Argüello el 28 de marzo.
Nota relacionada:
La principal causa del VIH es la homosexualidad: secretario de Salud de Querétaro Sin embargo, personal del Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer (HENM) denunció que hasta ahora siguen sin contar con equipo médico, pese a que desde el 1 de abril reciben a pacientes contagiados de covid-19. "Entonces ¿a dónde se está yendo ese material? Porque al hospital, a los hospitales, al menos en el del Niño y la Mujer, que es donde yo estoy, no nos han bajado ese recurso", lamentó Ángeles Hernández Morán, enfermera con 18 años de servicio. Y Luz Elena Hernández Rodríguez, quien encaró al funcionario hace un mes, también acusó que siguen sin recibir los insumos, por lo que ella tuvo que comprar su propia máscara para protegerse del virus. “Él se comprometió a que en tres semanas nos iba a proveer de todo el material. Mi mascarilla es comprada, mi careta es donada, entonces a mí no me han dotado de nada, yo sigo hasta en la misma fecha, hasta ahorita, sin tener estos insumos”, dijo. Ángeles Hernández informó que 14 trabajadoras de la salud decidieron promover un amparo para que las autoridades sanitarias de Querétaro les provean los insumos y el equipo, insuficientes hasta ahora. "Lo único que dieron fueron unos googles de plástico que tienen orificios, que para usarlos en este momento no nos sirven, y dieron una mascarilla N-95, que la verdad en un principio quien la estaba repartiendo dijo que la podíamos reutilizar, lavándola". La enfermera también recordó que, como consta en la grabación, el director Manuel Alcocer les aseguró que en el Hospital del Niño y la Mujer no atenderían a pacientes con covid-19, dado que el Hospital General fue reconvertido para ese propósito. No obstante, el 1 de abril Ramírez Argüello publicó un acuerdo en el periódico oficial ‘La Sombra de Arteaga’, en el que estableció que el Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer debía atender a pacientes pediátricos con covid-19.
“Un paso adelante”
Francisco Domínguez Servién ha presumido que su gobierno va “muy bien” en las medidas que han tomado en contra del covid-19, y presumió que va "un paso adelante". En un boletín de prensa enviado el 24 de marzo a los medios de comunicación, incluso se mencionó que Querétaro “es pionero en reconvertir sus instalaciones hospitalarias y garantizar la atención oportuna de los casos de covid-19". Pero la médica urgencióloga Noemí Juárez Olvera reveló que en el nosocomio donde labora, el Hospital General, reconvertido para recibir sólo a pacientes con covid-19, empezaron a brindar la atención sin el equipo necesario. Eso –subrayó-- pudo derivar en varios casos de personal médico que dio positivo al inicio de la operación del Hospital General, y hasta el momento suman unos 20 trabajadores infectados. "Empezamos a sacar más o menos cuentas y dieron como 20, obviamente nadie va a querer decir nada, están ocultando las cosas, y pues eso hasta se podría manejar como un brote", afirmó en entrevista. De manera pública, la directora de Servicios de Salud, María Martina Pérez Rendón, declaró a medios de comunicación, días atrás, que iban 13 casos positivos en personal sanitario en todo el estado. A la cifra de los presuntos 20 casos del Hospital General habría que agregar otros tres confirmados en el Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer, además de cuatro casos sospechosos, a quienes se les ha negado hacer la prueba, según las denunciantes. Si bien en el Hospital General están recibiendo equipo e insumos, su personal médico atribuyó a la falta de capacitación y el seguimiento de protocolos la continuación de los contagios entre el personal del hospital. "No vieron lo más básico: la capacitación. El personal de intendencia entra y a veces ni siquiera trae las botas cuando entran con los aislados de urgencias. Un paciente que teníamos en aislado pidió un pato para orinar y entra ahí uno de intendencia a dárselo sin equipo. Esos pequeños detalles son, creo, los que nos están llevando a que nos estemos contagiando nosotros", alertó la médica urgencióloga Noemí Juárez Olvera. Por otro lado, el gobierno de Querétaro mantiene un esquema de comunicación social que facilita el acceso a la información sobre covid-19 sólo a reporteros de algunos medios de comunicación, pero excluye a otros periodistas, como ocurre con el corresponsal de Proceso.