El Inami repatria a sus países 3 mil 600 migrantres centroamericanos

domingo, 26 de abril de 2020 · 22:41
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (proceso.com.mx).- Más de 3 mil 600 migrantes de las 65 estaciones migratorias de todo el país fueron liberados y repatriados a Guatemala, Honduras y El Salvador, en respuesta a las medidas cautelares y observaciones hechas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) favor de esta población para evitar contagios masivos en esta contingencia por el covid-19. El Instituto Nacional de Migración (Inami) dio a conocer este domingo que se instruyó la salida inmediata de personas extranjeras albergadas en estancias y estaciones migratorias en acato a las medidas sanitarias por lo que más de 3 mil 500 fueron liberadas y ahora sólo quedan 106 personas migrantes en las estaciones y albergues migratorios del país. “Con base en las recomendaciones sanitarias de autoridades mexicanas y de organismos nacionales e internacionales sobre la protección de los derechos humanos de grupos en situación de vulnerabilidad, el Instituto implementó la salida de algunas personas migrantes alojadas en las estaciones migratorias y estancias provisionales, a quienes por distintas razones no se había resuelto su situación jurídica”, dijo el Inami en una misiva. Indicaron que la medida de evaluar dar salida a las personas migrantes fue atendida de manera continua desde el pasado 21 de marzo -días antes de ser declarada la fase 2 de la pandemia de covid-19 por las Oficinas de Representación en los estados, de acuerdo con la Ley de Migración y su Reglamento, y mediante la alternativa de alojamiento para los solicitantes de refugio. Señaló el Inami que en las 65 estaciones y albergues migratorios que tiene en el país, con una capacidad de ocupación de 8 mil 524 espacios, fueron alojados en el mes de marzo 3 mil 759 personas migrantes, tras la liberación de la mayoría de ellos, actualmente albergan a 106. Añadió que con el diálogo permanente del INM y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) se logró el retorno vía terrestre a Guatemala y vía aérea a Honduras y El Salvador de 3 mil 653 nacionales de esos países, privilegiándose a los grupos vulnerables, como niñas, niños, adolescentes, adultos mayores, familias, mujeres embarazadas y personas extranjeras con riesgos por enfermedades crónicas. Las organizaciones de asistencia para personas migrantes dependientes de asociaciones religiosas, como la iglesia católica y las iglesias cristianas evangélicas han apoyado en el alojamiento de más de un centenar de ellas en sus albergues. En tanto, la Organización Internacional para las Migraciones ha realizado traslados aéreos de ciudadanos de los países del norte de Centroamérica. Las personas migrantes que deseen permanecer albergadas en las estaciones migratorias, podrán hacerlo al poner de manifiesto, ante el Instituto, su voluntad de manera expresa. El Inami ha atendido cada una de las resoluciones de los jueces en materia de amparo que protegen a la población en contexto de migración. El Inami explicó que retomó las políticas emitidas por las distintas agencias de la Organización de las Naciones Unidas en materia de seguridad humana que establecen medidas que pongan a salvo la salud, integridad y vida de la población que se encuentra en causales de riesgo inminente.

Comentarios