AMLO niega aval de Hacienda para plan de magnates; 'no me gusta el modito”, dice

lunes, 27 de abril de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro). - La gestión de un crédito por 290 mil millones de pesos que realizó el Consejo Mexicano de Negocios (CMN) y requiere el aval de la Secretaría de Hacienda fue rechazado por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Aunque dijo que todo lo que hagan por su cuenta es bienvenido, rechazó otorgar el aval de Hacienda a la propuesta, por considerar que su plan de ayudas sociales es suficiente para estimular el consumo y generar recuperación económica. El CMN, que reúne aproximadamente a medio centenar de los hombres (y sólo tres mujeres) más ricos de México, por lo que se le llama “la cúpula de cúpulas”, informó ayer, a través de un comunicado, que había conseguido una línea de crédito con el Banco Interamericano de Desarrollo, grupo Invest (BID Invest), por 12 mil millones de dólares para financiar a tasas atractivas a micros, pequeñas y medianas empresa. Para concretarlo, BID Invest requiere el aval de Hacienda que hoy, de lleno, el presidente negó. “Además, no me gusta el modito de que se pongan de acuerdo y quieran imponernos sus planes. Antes, el poder económico y el político eran lo mismo, se alimentaban, se nutrían mutuamente. Ahora ya no. El gobierno representa a todos, hay una separación, entonces ¿cómo se hace un acuerdo y ahora (piden) que Hacienda lo avale ¿Qué, estamos de floreros? ¿De adorno? Entonces ver todo esto es protegernos como nación, además no dar ninguna oportunidad a la corrupción”, dijo, para luego abundar en que ese tipo de fondos propician corrupción. Como ha venido diciendo desde hace días, hoy insistió en que las cúpulas empresariales usan de pretexto a las MiPymes para obtener beneficios, recordó el caso del Fobaproa (el rescate bancario de los años 90) y señaló aspectos de su oposición a aquel rescate bancario, en el que dijo, sólo se beneficiaron las grandes empresas. López Obrador ha mantenido su posición inamovible, respecto a apoyar a micro empresas y repartir efectivo como parte de su plan de ayudas sociales, llamado este sexenio “Programas de Bienestar”, como la forma de remontar la crisis y rechazando otorgar beneficios fiscales, créditos o respaldos financieros a las grandes empresas. De hecho, en su conferencia de prensa de este lunes, se refirió también a “los de arriba”, a quienes dijo también tienen apoyo ante la crisis originada por la pandemia. Luego, enumeró como “apoyo” que no aumenten los impuestos, que no haya tanta burocracia para abrir un negocio. “Sí estamos apoyando, lo que sucedido es que ya no vamos a estar rescatando a empresas quebradas”. El mandatario ha mantenido una relación tensa con las cúpulas empresariales, debido a su definición de no aceptar ninguno de los planes que se le han propuesto desde el sector empresarial para enfrentar la crisis económica, reiterando como hizo hoy, que no seguirá “recetas neoliberales”.

Comentarios