La CIDH condena persistencia de la violencia contra periodistas en México

viernes, 3 de abril de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó la persistencia de la violencia contra los periodistas en México, luego del homicidio de la reportera María Elena Ferral en Papantla, Veracruz, el pasado 30 de marzo. A través de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, la CIDH exigió una investigación del crimen “completa, efectiva e imparcial, que esclarezca su móvil y determine la relación que podría tener con la actividad periodística”. Tras recordar que la periodista, corresponsal del Diario de Xalapa y directora del medio Quinto Poder, fue baleada en el centro de Papantla y murió en un hospital regional, la CIDH exhortó al gobierno mexicano a “implementar medidas decisivas para fortalecer el Mecanismo de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas”, y atender las recomendaciones del Informe Especial sobre la Situación de la Libertad de Expresión en México, de 2018. De acuerdo con la información recibida por el organismo, desde 2015 Ferral fue blanco de amenazas por parte de un político de la región norte de Veracruz, situación que fue denunciada por la propia periodista, mientras que en 2018 “el mecanismo de protección contactó con Ferral para invitarla a incorporarse al mismo, pero la periodista no habría presentado la petición que el mecanismo requiere para asignarle medias de protección”. La CIDH recibió la notificación del gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, y de la Fiscalía estatal, de que se abrió una carpeta de investigación y se brindan medidas de protección al hijo e hija de la periodista. En lo que va del año, abundó, ha recibido reportes de dos homicidios de reporteros, “que podrían estar vinculados con la labor informativa de las víctimas”, toda vez que se ha documentado que los asesinatos de periodistas en México “se dirigen a silenciarlos”, sin dejar de lado que el caso de Ferral resulta “preocupante por el aumento de la violencia contra mujeres periodistas”. El Relator Especial de la Libertad de Expresión de la CIDH, Edison Lanza, consideró “alarmantes” los crímenes de periodistas y llamó al Estado “para que adopte medidas para fortalecer el mecanismo de protección de periodistas a nivel federal, coordine con los estados y refuerce la Fiscalía para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE)”. De igual manera, la Relatoría Especial recomendó dotar de mayores recursos a la FEADLE para enfrentar la violencia contra periodistas, y recordó que “tanto la muerte de María Elena Ferral como todos los demás casos deben ser investigados como prioridad, así como proseguir la investigación de una serie de casos de asesinatos de periodistas cuya contribución resultó fundamental para sus comunidades”. El organismo recordó que el mencionado Informe Especial sobre la Situación de la Libertad de Expresión en México recomendó implementar “una política de prevención” ante la crisis de violencia contra el gremio periodístico; establecer estadísticas desglosadas sobre los ataques contra la prensa; reconocer la labor periodística, y “poner en marcha planes de contingencia para estados como Guerrero, Veracruz y Chihuahua, donde hay un particular riesgo para el ejercicio periodístico”.

Comentarios