Piden retirar de las actividades esenciales la producción y distribución de bebidas azucaradas

martes, 12 de mayo de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las organizaciones civiles que integran la Alianza por la Salud Alimentaria pidieron al gobierno federal y a la Secretaría de Salud, que retiren de las actividades esenciales la producción y distribución de bebidas azucaradas, en virtud de que representan un riesgo para la salud. “Se hizo la solicitud al gobierno para que oriente a la población a reducir el consumo de alimentos ultraprocesados y aumentar la ingesta de alimentos frescos como verduras, frutas y granos enteros y agua natural, con el fin de fortalecer el sistema inmunológico y reducir el impacto de covid-19”, expuso Alejandro Calvillo, presidente de El Poder del Consumidor. La urgencia de implementar dicha medida se debe a que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha explicado que la epidemia de sobrepeso, obesidad y diabetes, que afecta a una buena parte de la población en México, ha provocado que el promedio de edad sea más bajo entre las personas que han muerto por covid-19. “La población más vulnerable es la que presenta un sistema inmunológico débil, ya sea por una edad avanzada o por sufrir una enfermedad crónica, una mala alimentación, la cual evidencia la necesidad urgente de reducir su consumo”, agregó Calvillo. El también director de Vigilancia de la Nutrición del Centro de Investigación en Nutrición y Salud (CINS), explicó que “la dieta occidental” contribuye a aumentar los procesos inflamatorios crónicos en la población, con mayor fuerza en los niños. “La inflamación producida por la obesidad o por el consumo excesivo de estos alimentos afecta las defensas del organismo contra enfermedades infecciosas”, abundó. En su oportunidad, el jefe del departamento de Entornos Saludables y Prevención de Enfermedades Crónicas del CINS, Edgar Denova, detalló que el consumo de bebidas azucaradas se ha asociado con enfermedades como resistencia a la insulina, síndrome metabólico, hiperuricemia, hipertensión y enfermedades cardiovasculares. (Manuel Alejandro Godínez López)

Comentarios