Con diferencias geográficas y productivas, el 18 de mayo inicia la 'nueva normalidad”

miércoles, 13 de mayo de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La previsión de reapertura económica, social y escolar, bajo la premisa de “una nueva normalidad”, inicia el lunes 18 de mayo, con la reactivación de los sectores de la construcción, automotriz y minería, así como de un plan que se adaptará a los registros epidemiológicos a partir del 1 de junio. El regreso a clases será diferenciado, así como las actividades productivas no esenciales, sociales y uso de espacios públicos que, sin embargo, mantiene las recomendaciones de higiene y otras medidas sanitarias en cualquier caso. A casi dos meses de iniciar la llamada Jornada Nacional de Sana Distancia, y con esta el confinamiento voluntario de la población acatando la recomendación gubernamental de distanciamiento, la apertura gradual de actividades tendrá como punto de partida el monitoreo de contagios y la proyección de comportamiento de la epidemia mediante una semaforización con eje geográfico. Como anunció ayer el Consejo de Salubridad General, la conferencia de prensa presidencial fue el marco para exponer que los mencionados sectores de la construcción, automotriz y de autopartes, así como la minería, se incorporan a las actividades esenciales, con lo que serán las primeras en abrir a partir del próximo lunes. El plan de la “nueva normalidad” fue presentado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, así como por los titulares de las secretarías de Economía, Graciela Márquez; del Trabajo, Luisa María Alcalde; de Educación, Esteban Moctezuma Barragán, así como por el de Salud, Jorge Alcocer y su subsecretario, Hugo López-Gatell.
Apertura al 100 en los “municipios de la esperanza”
Con la afirmación reiterada desde hace días sobre haber conseguido “el aplanamiento de la curva epidemiológica”, es decir, el espaciamiento en el registro de casos, Graciela Márquez fue quien explicó los aspectos generales de reapertura para la "nueva normalidad" con base en un esquema gradual, ordenado y cauto, con tres etapas. [caption id="attachment_629860" align="alignright" width="534"] Graciela Márquez explicó los aspectos generales de reapertura de la "nueva normalidad" con base en un esquema de tres etapas. Foto: Benjamín Flores[/caption] La primera, inicia el 18 de mayo y consiste en la reactivación de todas las actividades, incluidas las escolares y el uso de espacios públicos abiertos y cerrados, aunque con cercos sanitarios y medidas de contención, en 269 municipios a los que el gobierno llama “de la esperanza”, distribuidos en 15 estados de la república, donde no existen contagios ni vecindad con municipios con contagios. Una segunda etapa, también considerada a partir del 18 de mayo, será de preparación para la reapertura de actividades productivas en los sectores no esenciales, mientras que se suman a las actividades esencial los sectores de la construcción, automotriz-autopartes-aeroespecial y minería. El proceso implicará adecuación de espacios laborales, que incluirán filtros de ingreso, protocolos de sanitización e higiene, entre otros que se encuentran en revisión, según explicó en su oportunidad, la titular del Trabajo, Luisa María Alcalde.
El semáforo
Una tercera etapa consiste en la reapertura de actividades por regiones, a partir de un semáforo que reflejará las posibilidades con base en los registros epidemiológicos y las proyecciones en materia de salud. Dicho semáforo operara a partir de cuatro colores y el mismo número de categorías, manteniendo en todo caso las medidas de sana distancia, es decir, las recomendaciones de lavado de manos, saludo de etiqueta, y demás recomendadas desde febrero. El color rojo será indicativo de que sólo puede operar las actividades esenciales. El color naranja, entran en operación también las actividades no esenciales, pero a nivel reducido con uso de espacios públicos abiertos de manera reducida y reincorporación de población vulnerable con máximo cuidado. En el amarillo se amplían actividades con espacios públicos con menores restricciones para los que son abiertos y mayores restricciones para espacios cerrados, podrán operar todas las actividades esenciales y no, mientras que el cuidado de población vulnerable será medio. En tanto, en semáforo verde podrán entrar en operación todas las actividades, quedan sin restricciones el uso de espacios públicos, se contempla regreso a clases y la población vulnerable sólo tiene seguimiento. Graciela Márquez advirtió que el cuidado y la higiene en todo momento deberán mantenerse, mientras no exista vacuna, precisando que a eso se refieren con la “nueva normalidad”.
Será de acceso público
Para el seguimiento del semáforo, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, explicó que será de acceso público y tendrá los indicativos de las zonas donde se va al alza en contagios, a la baja, y de aquellas regiones en donde se mantiene estable con un nivel de desagregación municipal. No obstante, López-Gatell advirtió que los cuidados deben mantenerse; también que habrá decisiones emergentes y destacó que mapas y semáforo no son estables. También dijo que la actualización del semáforo contempla entre sus factores no sólo proyecciones sino también las condiciones de vulnerabilidad de una zona. [caption id="attachment_629862" align="aligncenter" width="414"] El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell advirtió que los cuidados deben mantenerse. Foto: Benjamín Flores[/caption] Esto es que, la vulnerabilidad por condiciones sociales, distribución de la riqueza, infraestructura básica de salud, son consideraciones dentro de un índice de vulnerabilidad que determinará también el nivel de apertura que pueda darse y cuya condición se expondrá en un segundo mapa también de acceso público. Durante la presentación del plan, intervino la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheibaum, así como los gobernadores del Estado de México, Alfredo del Mazo; de Oaxaca, Alejandro Murat; y Carlos Joaquín, de Quintana Roo, que avalaron el plan.
El plan, de aplicación voluntaria
El presidente López Obrador dijo que dicho plan fue consensado con los gobernadores, pero abrió margen para el disenso. Además, reiteró que el plan para la "nueva normalidad", como todo el proceso de sana distancia, será voluntario, confiando en la responsabilidad de los ciudadanos y garantizando libertades, e inclusive, dejó libre la posibilidad del desacato de las medidas. “Si hay una autoridad municipal que, de acuerdo a las características propias de cada región, de cada estado, decide que no va a acatar este plan no habrá controversia, no vamos a pelearnos, no vamos dividirnos, no vamos a apostar a la separación. Por eso es muy importante que se sepa que el plan, aunque ha sido consensado en lo general, también admite la discrepancia, el derecho a disentir”, dijo. [caption id="attachment_629863" align="aligncenter" width="434"] El mandatario dijo que el plan, como todo el proceso de sana distancia, será voluntario. Foto: Benjamín Flores[/caption] Te puede interesar: Regreso a las aulas, hasta que sea seguro: Moctezuma Barragán

Comentarios