Califican de opaca y discrecional la entrega de despensas de Barbosa

martes, 5 de mayo de 2020
PUEBLA, Pue. (apro).- La fracción parlamentaria del PRD cuestionó en la Cámara de Diputados la opacidad que prevalece en el programa que instrumentó el gobernador Miguel Barbosa Huerta para entregar despensas a población vulnerable por la crisis generada por la pandemia de covid-19. En un punto de acuerdo presentado este martes, los legisladores del PRD reclaman al mandatario poblano transparentar la información relativa al programa “Puebla Unida”, que consiste en la entrega de paquetes alimentarios y de higiene a pobladores de zonas marginadas de la entidad. Los perredistas advierten que la entrega de despensas en Puebla se lleva a cabo sin que Barbosa Huerta haya precisado la inversión aplicada, los proveedores de los productos incluidos en los paquetes, el padrón de personas beneficiadas, los lugares en dónde se han distribuido, ni evidencia alguna que permita dar seguimiento o fiscalizar la entrega de estos apoyos. Vladimir Luna Porquillo, integrante de la dirigencia estatal perredista, explicó que si bien su partido considera aceptable la entrega de despensas para mitigar la situación de las personas que perdieron sus empleos o viven al día en esta entidad, lo que cuestiona son los mecanismos que utiliza el gobierno de Puebla para su entrega. Afirmó que hasta ahora el programa se ha manejado de manera opaca y discrecional al no existir líneas operativas definidas para el funcionamiento de este programa. “No existe una evidencia concreta sobre la entrega de las despensas y pareciera basarse todo en una estrategia publicitaria y de propaganda política”, expresó. Señaló que el gobierno estatal no puede implementar un programa como es la entrega de despensas de forma arbitraria y sin que reúna las condiciones para ser fiscalizado. De igual forma, la dirigente estatal del PAN, Genoveva Huerta, ha pedido la intervención del Instituto Estatal Electoral para que investigue y supervise el reparto de las despensas, al coincidir en que no existen reglas de operación, ni criterios en su distribución. “Sólo demuestran la miseria humana de quienes lucran con la necesidad de la población”, dijo al asegurar que la entrega discrecional de estos apoyos puede ser usada con fines políticos. Además, explicó que el reparto de despensas sin reglas específicas implica una transgresión a la normatividad, pues se incide directamente en el ánimo de la población precisamente a unos meses que inicie el periodo de elecciones en esta entidad. Hasta ahora, cuando el gobernador ha sido cuestionado sobre las reglas para la entrega de los paquetes alimentarios, sólo afirma que su entrega es “universal” y que no habrá intermediarios, por lo que se repartirán casa por casa en las colonias y regiones más marginadas de la entidad. Sin embargo, su gobierno no ha rendido ningún informe para poder corroborar o dar seguimiento a la entrega de esos apoyos. En ruedas de prensa destaca constantemente que “los súper paquetes” que reparte su administración son costales de productos alimentarios y de higiene que pesan más de 25 kilos.
Las despensas de la alcaldesa
También la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco puso en marcha un programa de entrega de despensas. La edil ha precisado que invirtió más de 12 millones 400 mil pesos en 37 mil apoyos alimentarios que repartirá en 153 colonias que, de acuerdo con el Coneval y el Instituto Municipal de Planeación registran alto y muy alto rezago económico. Sin embargo, los medios locales han evidenciado que por la falta de coordinación que existe entre el Ayuntamiento y el gobierno estatal, las despensas se entregan en las mismas colonias y, muchas veces, a los mismos beneficiados de los apoyos estatales. También se ha cuestionado sobre el costo de las despensas pues en un principio se anunció que se entregarían 27 mil paquetes, lo que colocaba el costo de cada uno en 459 pesos, lo cual no correspondía al precio de los productos incluidos. Ante esto, las autoridades municipales recularon y anunciaron que el programa incluía otros 10 mil apoyos, lo que redujo la inversión por paquete a 330 pesos. El diputado panista, Oswaldo Jiménez, dijo que esto evidenció que la alcaldesa y su hermana Mayté, quien es titular del DIF municipal, pretendían quedarse con un “moche” de 4.5 millones de pesos, pero que al verse descubiertas, trataron de “cuadrar cifras” con las otras 10 mil despensas. “Para Rivera Vivanco, exhibir durante casi dos años su incapacidad es vergonzoso, pero mostrarse corrupta sin pudor durante la emergencia, es miserable”, manifestó JIménez.

Comentarios