Monitorean plantas de tratamiento de agua en busca de virus SARS-CoV-2

viernes, 26 de junio de 2020 · 16:32
CIUDAD DE MÉXICO (apro).– En México ya se comenzó el monitoreo en dos plantas de tratamiento de aguas residuales en Juriquilla, Querétaro, para detectar la presencia de virus como el SARS-CoV-2 o Covid-19, informaron especialistas e ingenieros de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Durante su participación en el programa “La UNAM Responde”, Ana Cecilia Espinosa García y Marisa Mazari, del Laboratorio Nacional de Ciencias de la Sostenibilidad (LANCIS,) y Adalberto Noyola, del Instituto de Ingeniería, consideraron que este monitoreo es necesario para prevenir nuevos brotes de covid-19 u otras enfermedades. Señalaron que, de igual forma, un equipo en el Tec de Monterrey y la Universidad Estatal de Arizona, Estados Unidos, están analizando el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) está interesando en el tema. “Es importante contar con un sistema de vigilancia, revisión y monitoreo de aguas residuales que permita contar con información temprana que alerte al sistema de salud y a la población sobre la presencia de patógenos como SARS-CoV-2”, coincidieron. Detallaron que conocer la calidad del agua evitaría eventuales brotes epidemiológicos. “Desde marzo, mediante el monitoreo de esas aguas, Holanda detectó fragmentos del nuevo coronavirus, mientras que Suiza, Massachusetts, en Estados Unidos, Brasil y Australia hicieron observaciones similares en abril. En mayo se hicieron reportes en Israel y Francia”, comentó Mazari. “Los microorganismos están presentes en cualquier cuerpo de agua y somos responsables de monitorear los que nos hacen daño para evitar brotes epidemiológicos”, señaló Espinosa García. Citó, además, los estudios sobre la presencia de virus causantes de la poliomielitis, hepatitis “A” y rotavirus en aguas residuales que al usarse sin ser tratadas pueden transmitir estos patógenos a los seres humanos. Noyola, por su parte, reconoció que no se cuenta con un manejo adecuado del agua, pues gran cantidad de acuíferos están contaminados por descargas de aguas crudas, sin tratar, provenientes de comunidades urbanas. “Se deben destinar recursos y consolidar las campañas de monitoreo para tomar mejores decisiones en materia de salud pública. La inversión sería poca si se compara con lo que se invertiría en el caso de no hacerlo”, afirmó.