Liberan a la abogada Susana Prieto Terrazas

miércoles, 1 de julio de 2020 · 19:08
NUEVO LAREDO, Tamps. (apro).- La abogada Susana Prieto Terrazas fue liberada esta tarde, tras alcanzar un acuerdo con la Fiscalía General de Justicia (FGJ) del estado de Tamaulipas para la "reparación del daño", que asciende a 66 mil pesos, por supuestos delitos de “motín, amenazas y coerción”. En un comunicado, la FGJ precisó que agentes del Ministerio Público participaron en una audiencia de suspensión condicional del proceso, solicitada por parte de la defensa de Susana Prieto, sobre la imputación de los delitos cometidos. Destacó que durante la audiencia, este miércoles, el representante social presentó al juez de Control un plan de reparación del daño y el cumplimiento de ciertas condiciones por parte de la imputada, a fin de garantizar una efectiva tutela de los derechos de las víctimas. Una vez analizados los elementos, el juez emitió su resolución e impuso las siguientes condiciones a la abogada: residir en el domicilio señalado por la propia imputada, en el estado de Chihuahua; abstenerse de tener contacto con los ofendidos y sus domicilios; dejar de frecuentar la Junta Especial Local No. 6 de Conciliación y Arbitraje en Matamoros; acudir ante el Tribunal cuando se le solicité para asistir a las audiencias de control, debiendo informar previamente su itinerario, y abstenerse de viajar al extranjero. Además, la abogada deberá cubrir la reparación del daño, que asciende a 66 mil pesos, a favor de las víctimas. "Cabe señalar que el cumplimiento de estas condiciones tendrá una duración de 30 meses, las cuales fueron aceptadas por la imputada y su defensa", puntualizó la FGJ. La abogada y activista fue aprehendida el 8 de junio en Matamoros, cuando acudió a comer a un restaurante. En febrero del año pasado, Prieto Terrazas --originaria de Chihuahua—encabezó una serie de paros laborales en esa ciudad fronteriza para exigir aumento de sueldo para empleados de maquiladoras y un bono a las empresas que no estaban afiliadas a ningún sindicato, movimiento que fue considerado como ilegal por parte de las autoridades de trabajo de Tamaulipas.