Prevén que Lozoya sea extraditado este jueves a México

miércoles, 15 de julio de 2020
MADRID (apro).- La extradición de Emilio Lozoya Austin a México se producirá tentativamente mañana jueves. El exdirector de Pemex dormirá todavía esta noche en la prisión de Navalcarnero, confirmaron fuentes de Instituciones Penitenciarias, una entidad dependiente del Ministerio del Interior. Al ser consultada, la Policía Nacional también dio a conocer que la entrega de Lozoya a la Fiscalía General de la República (FGR) mexicana tendrá lugar “en las próximas horas”, debido a que al ser consultados –antes del mediodía, hora española—dijeron no contar con más elementos. En su caso, fuentes de Instituciones Penitenciarias dieron a conocer a Apro que la salida del exdirector de Pemex no estaba prevista para el día de hoy. Se prevé que Lozoya permanezca toda la noche o parte de ella en la madrileña prisión de Navalcarnero, donde fue recluido en marzo pasado, tras ser trasladado de la prisión de Alahurín de la Torre, en Málaga. Su salida a México podría darse mañana jueves, como lo ha adelantó Reforma La FGR informó el martes por la tarde que había enviado un avión a Madrid, que haría escala en Canadá, para recoger a Lozoya al momento de ser entregado a las autoridades mexicanas. Se decía en esta inusual comunicación, que la aeronave arribará a la capital española después de un vuelo de 13 horas y media, con escala técnica en Canadá. En vuelos transatlánticos, las aeronaves mexicanas suelen repostar en el aeropuerto de Terranova, Canadá. Señala la FGR que, esto, a la espera que se cumplan los trámites administrativos y migratorios respectivos.
Delegado de la FGR acompañará a Lozoya
Asimismo, se informó que el agregado de la FGR para Europa, Alejandro Cervantes Vázquez acompañará en el vuelo al detenido. De acuerdo al protocolo, Lozoya tendrá que pasar por un reconocimiento médico en las instalaciones aeroportuarias de la Policía Nacional, cumplir con una serie de trámites burocráticos y migratorios que acrediten su salida de España y la entrega a las autoridades mexicanas, a las puertas de la aeronave que lo llevará de regreso a México. La fiscalía que preside Alejandro Gertz Manero dio a conocer que una vez que Lozoya esté saliendo de España, la dependencia a su cargo informará a los dos jueces de control en el reclusorio Sur que siguen los procesos contra Lozoya, para notificarles la hora aproximada de su llegada a la Ciudad de México. El comunicado de la noche del martes, añadía que ya en la Ciudad de México se aplicarán los protocolos de derechos humanos al extraditado, como parte de sus prerrogativas, y será revisado por un médico de la FGR para acreditar su integridad física.
Delitos
Lozoya tiene que responder ante dos jueces por los delitos de asociación ilícita, cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita en dos casos de corrupción, la compra de la planta chatarra de Agro Nitrogenados y el presunto soborno de la constructora Odebrecht. Después de casi nueve meses huyendo por distintos países, Lozoya fue detenido el 12 de febrero en las inmediaciones de La Zagaleta, en la provincia de Málaga. Una unidad de la Policía Nacional especializada en captura de fugitivos fue la encargada de hacer cumplir con la ficha roja de Interpol, promovida por México. Tras casi cuatro y medio meses de reclusión de Lozoya (en plena pandemia), el pasado 6 de julio, la Audiencia Nacional dio a conocer que el jueves 2 la Sección Segunda de la Sala de lo Penal señaló que se cumplían los requisitos para su entrega, y que el propio acusado presentó un escrito el lunes 29 de junio “en el que aceptó ser extraditado a su país y renunció al principio de especialidad”, que es la prohibición de ser perseguido por hechos distintos de los que motivaron la solicitud de extradición. El auto de la Sala cita que la primera causa por la que Lozoya es reclamado por México es por comprometerse con la empresa Altos Hornos de México (AHMSA), representada por Alonso Ancira, “a conseguir que la entidad paraestatal le otorgase ilícitamente contratos de obra en el país, a cambio de una cantidad de dinero, que posteriormente el reclamado utilizó para la compra de un inmueble”. Con parte de esos recursos (tres millones 400 mil dólares depositada por AHMSA a la cuenta en Suiza de la sociedad Tochos Holdging Limited, cuyo beneficiario es Lozoya), adquirió la vivienda ubicada en ladera número 20 casa 11 Colonia Lomas de Bezares”. En diciembre de 2013, Lozoya, como titular de Pemex, propuso al Consejo de Administración de la paraestatal que su filial Agroindustria SA, comprase los activos de la planta de fertilizantes Agro Nitrogenados, “pese a que los diversos informes desaconsejaban la compra, dado que la planta había permanecido inactiva durante 14 años, por lo que era necesario invertir una gran cantidad de dinero para que volviese a operar con normalidad”. El valor del inmueble fue de 264 millones de dólares, pero por su avanzado estado de deterioro fue necesario invertir 450 millones para su rehabilitación.
El caso Odebrecht
Asimismo, el auto de la Audiencia Nacional aprueba la extradición de Lozoya a México por el presunto soborno que recibió de directivos de primer nivel de la compañía brasileña Odebrecht. A cambio de la ayuda para el posicionamiento de esa compañía en Veracruz, Tamaulipas e Hidalgo, en marzo de 2012, Lozoya les solicitó “un pago a su favor para apoyar la campaña política del partido PRI, llevando a cabo la mercantil en los meses abril a junio y en noviembre de 2012 hasta ocho transferencias que sumaban cuatro millones de dólares” a la sociedad Latin América Asia Capital Holding LTD y Zacapan S.A., vinculadas a Lozoya y su familia. Parte de ese dinero se destinó el 23 de agosto de 2013, a la compra de un inmueble de 1.9 millones de dólares en el estado de Guerrero a nombre de Marielle Helen Eckers, esposa de Lozoya. Como director de Pemex, Lozoya entregó en 2013 un contrato de forma directa a Odebrecht por mil 436 millones 398 mil pesos mexicanos para obras de la refinería de Tula, Hidalgo, que deberían ser licitados pública e internacionalmente. A cambio de esta adjudicación directa, Odebrecht se comprometió a pagarle a Lozoya un soborno de seis millones de dólares, una vez firmado el contrato en febrero de 2014. Te recomendamos: Parte a Madrid el avión que traerá de vuelta a México a Emilio Lozoya