Este viernes se presenta la reactivación del semáforo epidemiológico: López-Gatell

jueves, 16 de julio de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro). – El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, anunció la reanudación del semáforo epidemiológico para transitar hacia una nueva normalidad para monitorear el comportamiento de la pandemia de covid-19 y así regular el espacio público, el cual será presentado este viernes 17 de julio. “Vamos a reactivar el semáforo, lo presentaremos mañana y éste empezará a transcurrir a partir del lunes”, confirmó en la conferencia de prensa vespertina para actualizar la información sobre la epidemia en México, después de aclarar que hubo una confusión en la opinión pública sobre el motivo por el cual se detuvo la actualización del semáforo para la semana 29 de la epidemia, del 10 al 17 de julio. Además, comentó, ocurrió otra confusión con la idea de un posible acuerdo para actualizarlo quincenalmente. “No es así. Dijimos aquí la razón. Encontramos que en algunos estados la información era inconsistente, concretamente la información sobre el curso de la epidemia, sobre la cantidad de casos, la velocidad de que se presentan o sobre la ocupación hospitalaria”, comentó, tras referirse a los dos temas tratados en la reunión virtual con la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago). En ese sentido, se le cuestionó sobre una solicitud de amparo promovido por el abogado Carlos Escobedo Suárez, para que justifique su decisión de no publicar el semáforo epidemiológico semanal por covid-19, lo cual fue concedido por el Juez Décimo Sexto de Distrito en Materia Administrativa en Ciudad de México, Gabriel Regis López. “A los jueces no se les responde en la prensa ni en los medios de comunicación”, sentenció el funcionario, y agregó que cuando existe un requerimiento formal del Poder Judicial se le responde por los canales que la autoridad establece. “Hasta el momento no tengo conocimiento de que la Oficialía de Partes o cualquier otro mecanismo oficial de comunicación de la Secretaría de Salud o la subsecretaría que está a mi cargo se haya recibido este tipo de cosas. En el momento en que tengamos ese conocimiento específico de cuál es la inquietud del ciudadano que ha presentado esta inconformidad y la resolución del señor Juez, pues responderemos como sea apropiado”, señaló. Nota relacionada: Un juez urge a López-Gatell justificar la decisión de no publicar semáforo epidemiológico Regresando a los temas tratados con la Conago, comentó que se resolvieron ya las inconsistencias en el intercambio de información sanitaria, por lo cual, al ser cuestionado sobre las entidades que protagonizaron el desfase, respondió: “No tiene la menor importancia identificar a los estados, esto es algo que puede ocurrir rutinariamente cuando hay un desfase en el flujo de información, a veces eran unos, a veces eran otros. Era un asunto técnico. En ningún momento ha sido una actitud de dolo, de negligencia, no identificamos que haya mala intención ni un ánimo de afectar la información”, expresó. Asimismo, indicó que, en la reunión de la Conago, la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín, se habló también sobre los avances que han presentado respecto al T-MEC en el tema de comercio y sobre lo que ocurre en los estados y los retos que enfrentan las autoridades sanitarias estatales para balancear apropiadamente los dos elementos: proteger de manera directa a la salud y cuidar la actividad social, el bienestar, la economía de todos y cada uno de los rincones del mundo. “Estos dos elementos no son fáciles de reconciliar porque las intervenciones necesarias para disminuir la velocidad de los contagios y, por lo tanto, disminuir los casos de enfermedad y muertes necesitan que las personas tengan una restricción de su movilidad del espacio público. Y consecuentemente eso afecta la posibilidad de que continúen en operación distintos establecimientos industriales, comerciales, de servicios, etcétera”, apuntó. En ese sentido, recordó que la mitad de la población mexicana vive al día y un pequeño porcentaje tiene mucho dinero y, por ende, se preocupa más por proteger su salud que por llevar el sustento diario para su hogar y sus familias. “La mitad de la población de México vive al día. Tiene una necesidad imperiosa de salir de sus domicilios para poder conseguir el sustento diario. El pago por un servicio, la venta de un producto o el funcionamiento de un establecimiento comercial que le permite llevar el sustento a su casa”, añadió. Por eso, le pareció natural que aquellas personas sin preocupaciones económicas enfoquen su atención exclusivamente en el aspecto directo de la protección de las personas para que no se contagien de covid-19. “Pero eso es solo una parte de la historia, la otra parte es la protección del bienestar, de la economía”, comentó, y consideró este debate como una innecesaria confrontación de ideas presentadas en la sociedad mexicana, relacionada con la manera en cómo cada quién vive la realidad de la epidemia de covid-19, de acuerdo con las capacidades que tiene. “Hay gente que tiene mucho dinero, muy pocas personas, por cierto, tienen mucho dinero en México y tienen ahorro y tienen una red de apoyo. No les preocupa que se abran ya los establecimientos. Pero, insisto, la mitad de las personas no viven eso”, reiteró. Al ser cuestionado sobre la incompatibilidad entre la información presentada en las conferencias con lo publicado en los medios de comunicación, López-Gatell consideró que no se trata de desconocimiento, “sino que, efectivamente, es un ánimo deliberado de no ver una de las realidades más escandalosas que revela esta pandemia de covid-19” que son las enfermedades crónicas que aumentan la comorbilidad por contagio del virus SARS-CoV2. Nota relacionada: Salud reporta 37 mil 574 muertes y un pico de contagios en Acapulco Respecto al tiempo de reacción del sector salud para atender una persona que llama al 911 por presentar síntomas de covid-19 a que sea atendida en algún nosocomio, el director del Centro Operativo para la Atención de Contingencias, Gabriel García Rodríguez, explicó: “Los tiempos de respuesta en las unidades de urgencia son variables. En la Ciudad de México está alrededor de los 15 o 20 minutos y hay comunidades en donde el tiempo de respuesta no rebasa los diez minutos. El promedio nacional ronda los 20 minutos”.