López-Gatell sobre bebidas azucaradas: que cada quien declare y exponga intereses

jueves, 23 de julio de 2020 · 22:25
CIUDAD DE MÉXICO (apro). – El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, consideró inevitable la politización de la manera cómo el gobierno está atendiendo la salud de la población, y más, en medio de la pandemia de covid-19. Por ello, dijo, es explicable que surjan los reclamos porque se ven afectados los intereses de las personas involucradas en este tipo de modelos de financiamiento en la materia, como en el caso de la industria de las bebidas azucaradas o de los alimentos. “Si hablamos de bebidas azucaradas, hay intereses que son tocados. Hay controversia. Hay, obviamente, un debate público sobre cuál es el rumbo de este país. Cuál es la política de Estado en este campo de la salud. Entonces, es importante presentar los elementos explícitamente y que cada quién declare y eso es muy deseable, cuáles son sus intereses”, solicitó. Nota relacionada: Tras ataques a López-Gatell, atizan a refresqueros: mueren 40 mil al año por esas bebidas De ese modo, reiteró su opinión sobre los medios de comunicación, respecto a la información publicada sobre la pandemia. “Si hay un medio que tiene una misión de presentar la agenda de determinados grupos, pues que lo digan, no pasa nada, qué bueno, también lo hemos celebrado en innumerables ocasiones, qué bueno que haya libertad de prensa y libertad de expresión en este país, pero cada quien debe decir explícitamente, consideramos que esto es lo legítimo, desde el punto de vista ético, decir explícitamente qué pretende uno y eso es lo que nosotros pretendemos”, señaló. Nota relacionada: ANPRAC responde a Alianza por la Salud Alimentaria: refrescos sólo representan 5.8% del consumo calórico Respecto a la opinión del director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, de sacar a la política de la pandemia, López-Gatell consideró que al enfrentar un problema como covid-19 que, en México, es predominante la mortalidad en adultos jóvenes, a diferencia de otros países que no tienen colosales epidemias de enfermedades crónicas, entonces se empiezan a posicionar otras perspectivas políticas que entorpecen la acción del Estado y vician la información para la población. “Simplemente este tema de la mortalidad, en las últimas 48 horas, ha sido abordado por algunos medios de información, desde mi punto vista si hubiera un principio ético deberían decir, cuyos financiadores son a, be, ce, y entendería uno por qué usan versiones no técnicas, no científicas, deformadas, distorsionadas de un análisis que hoy, en voz de un experto, lo vemos de manera clara”, apuntó. “La pandemia nos llegó a un país enfermo”, sentenció el director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), Ruy López Ridaura, al referirse la mala alimentación y las bebidas azucaradas, causantes de enfermedades como la obesidad y la diabetes, las cuales complican la enfermedad por covid-19. “Cuando hablamos si se le echa la culpa o no a alguien de este problema, creo que es muy importante considerar que esta pandemia nos llega en un país enfermo, en un país que tiene este gran problema de enfermedades crónicas”, indicó. Nota relacionada: México registra nuevo pico de contagios y ya es sexto a nivel mundial México es uno de los países con la mayor prevalencia de obesidad, con las mayores prevalencias de mortalidades por diabetes, comentó y añadió que sería muy difícil pensar, cuando ya está en otros países se ha demostrado también que estas enfermedades aumentan el riesgo de muerte por covid-19 o aumentan el riesgo de complicaciones. “Este es el escenario en el que estamos. Este es el escenario que hay que transformar. Este es el escenario que hay que modificar. Hay que disminuir ese riesgo. Ese riesgo no se puede disminuir de la noche a la mañana. Eso es parte de la transformación que tenemos que ir haciendo y uno de los elementos centrales es la transformación del sistema agroalimentario para poder, en los próximos años, ir disminuyendo, ir curando a este país de estas enfermedades crónicas”, consideró. El funcionario se refirió a que, de acuerdo con cifras del 2018, el 7% de las muertes de la población mexicana está directamente relacionada con el consumo de bebidas azucaradas. “Bebidas azucaradas es uno de los tantos elementos de toda esta dieta de mala calidad y ambiente alimentario que no solamente son bebidas azucaradas, sino también son muchos alimentos procesados, densamente energéticos y de muy poco o nulo valor nutricional y no solamente eso, sino otros componentes del ambiente alimentario y la inactividad física”, señaló. Sobre la propuesta de atención primaria a la salud, López Ridaura reconoció que tiene más de 40 años y no se había hecho una realidad, lo cual ahora se ha convertido en un gran reto porque no solamente es algo teórico, sino se debe llegar al terreno para transformarlo, especialmente para la población no derechohabiente. “Los Centros de Salud que tenían que estar especialmente para estas enfermedades crónicas muy cercanos a todas las personas, están muy lejanos. Es más, cuando uno habla no se identifica ni siquiera, lo hemos preguntado en las encuestas, no se identifica bien cuál es el Centro de Salud, mucho menos quién es el médico tratante. Las personas no entienden dónde está su clínica, su Centro de Salud, quién lo va a atender”, reconoció. Por eso, señaló, han proliferado mucho los consultorios asociados a las farmacias. Ahí se cubre el 30% de las consultas totales a la población porque son servicios que las personas sienten más cercanos a sus realidades. “Entonces, sí, sí tenemos que hacer que esta transformación, que este primer nivel de atención se acerque a las personas. Este Programa Prioritario de Salud y Medicamentos Gratuitos para Todos implicó que el Instituto de Salud para el Bienestar, que es la punta de lanza de la transformación, pues está en los estados donde están estos convenios de colaboración y tiene mucho camino por recorrer y ya se está recorriendo”, agregó. La intención, junto con los programas que se están trabajando con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) es resolver el 85% de los problemas de salud de la población mexicana. En otro tema, López-Gatell reiteró que uno de los retos en esta pandemia es lograr quitarles el miedo a las madres para vacunar a sus bebés, sin temor a un contagio y alcanzar la atención oportuna para enfermos de covid-19. “Las inmunizaciones, la vacunación, es uno de los servicios que no puede parar ni ha parado. No ha parado. Todas las vacunas están disponibles y deben ser aplicadas, entonces las personas que tienen niños y niñas en edad de vacunación deben llevar a sus niñas y niños a vacunarse y es importante hacerlo en el calendario correspondiente”, indicó.