EU pide a México capturar a Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño, acusados de narcotráfico

jueves, 30 de julio de 2020 · 16:15
WASHINGTON (apro).- El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció el encausamiento judicial por narcotráfico en contra de Luis Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño García, dos de los principales colaboradores de Genaro García Luna en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa. Ante la Corte Federal en Central Islip, Nueva York, la dependencia presentó un nuevo encausamiento donde ahora acusa a García Luna de ser el dirigente de una agrupación delincuencial, y señala como sus socios a Cárdenas Palomino y Pequeño García. Nota relacionada: La misteriosa desaparición de documentos sobre García Luna Un funcionario del Departamento de Justicia aseguró a Proceso que esta semana solicitaron al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador la captura con fines de extradición de Cárdenas Palomino y de Pequeño García, para evitar que escapen de la justicia. “Ya solicitamos al gobierno de México la orden de captura con fines de extradición de los dos acusados y emitimos una ficha roja con la Interpol en caso de que ya no se encuentren en territorio mexicano”, afirmó el funcionario. Bajo el nuevo expediente, que reemplaza al que ya tenía la Corte del Distrito Este, también en Nueva York, en contra de Genaro García Luna --amigo, confidente y mano derecha de Felipe Calderón--, se incluye por complicidad de narcotráfico a los dos exfuncionarios del gobierno federal mexicano. “El exsecretario de Seguridad Pública (SSP) de México (García Luna) es acusado de manejar continuamente una empresa criminal de 2006 a 2012”, indica el encausamiento entregado al juez Brian Cogan, de la Corte Federal del Distrito Este. “Luis Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño García, exaltos funcionarios del gobierno de México que trabajaron bajo las órdenes de García Luna, están acusados de tres delitos de conspiración para traficar cocaína”, informó la Corte Federal. El nuevo expediente, abierto este jueves, establece los mismos cargos que se le imputan a García Luna, a sus subalternos durante las presidencias de Vicente Fox y Felipe Calderón, en la Agencia Federal de Investigaciones y la SSP, respectivamente. “A cambio de sobornos de múltiples millones de dólares, los acusados presuntamente permitieron al Cártel de Sinaloa operar impunemente en México”, puntualiza la acusación contra los tres exfuncionarios encargados de la lucha militarizada contra el narcotráfico impulsada por Calderón. Extitular de Seguridad Regional de la Policía Federal (PF), exfuncionario del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), exdirector de investigación policial y también de seguridad privada de la Agencia Federal de Investigación (AFI), además de excoordinador de Inteligencia de la PF, Cárdenas Palomino funge actualmente como jefe de seguridad de Televisión Azteca. Pequeño García, por su parte, fue funcionario y compañero de García Luna en el Cisen, y luego en la SSP, bajo la presidencia de Calderón, fue nombrado jefe de la División de Seguridad Regional y luego titular de la División Antidrogas de la Policía Federal. “Cárdenas Palomino y Pequeño García son actualmente fugitivos”, sentencia el encausamiento judicial en contra del grupo delictivo encabezado por García Luna y ligado al Cártel de Sinaloa. Bajo el número 19-576 (S-1), dicho encausamiento está a cargo del fiscal federal Seth D. DuCharme, asignado también a la Corte Federal del Distrito Este por el Departamento de Justicia. Desde hace varios años el semanario Proceso ha dado cuenta de las sospechas que se tenían de que García Luna y sus principales operadores --ahora acusados de narcotráfico junto con él, en Estados Unidos-- colaboraban con la fracción del Cártel de Sinaloa que dirigía Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán. Y hoy, por medio del nuevo encausamiento, indicó el fiscal DuCharme, “García Luna y sus compinches enfrentarán a la justicia por delitos que involucran la importación de masivas cantidades de drogas peligrosas a Estados Unidos”, Como lo hizo con el extitular de la SSP en el primer encausamiento, el Departamento de Justicia detalla ahora que Cárdenas Palomino y Pequeño García, desde 2001 a la fecha, abusaron de su puesto en el gobierno federal para encubrir al Cártel de Sinaloa a cambio de sobornos. Con la colaboración de los tres acusados, ese grupo delictivo logró el tránsito seguro de envíos de drogas al recibir información a cambio de pagos millonarios, sobre las investigaciones federales de narcotráfico. “E información sobre los cárteles rivales, lo que le facilitó (al Cártel de Sinaloa) la importación a Estados Unidos de múltiples toneladas de cocaína y otras drogas”, destaca el encausamiento.

Recibirían al menos 10 años de cárcel

De ser declarados culpables de los delitos que les imputan, García Luna recibiría una sentencia mínima de 20 años de prisión y una máxima de cadena perpetua. En el caso de Cárdenas Palomino y Pequeño García, la pena mínima sería de 10 años de cárcel y la máxima de cadena perpetua en una cárcel de Estados Unidos. Actualmente el extitular de la SSP de México negocia con los fiscales del Departamento de Justicia convertirse en testigo cooperante, a cambio de obtener una sentencia menor a la mínima que le correspondería, es decir, pasar entre tres y cinco años en prisión a cambio de información.