Por 'insolvencia económica”, Siemens Gamesa suspende pagos a ejidatarios en Oaxaca

martes, 7 de julio de 2020 · 00:13
OAXACA, Oax. (apro).- La empresa eólica española Siemens Gamesa suspendió los pagos a ejidatarios de Santo Domingo Ingenio, con el argumento de “insolvencia económica” por la pandemia de covid-19. El presidente del comisariado de bienes comunales del lugar, Fernando García Ríos, precisó que la Siemens Gamesa adeuda un año a los 500 ejidatarios, que corresponde a los bonos semestrales julio-diciembre de 2019 y enero-junio de 2020. No sólo eso, personal de la empresa, dijo, va casa por casa de los ejidatarios para obligarlos a firmar el documento por concepto de “dispensa temporal de pago” de por lo menos dos años, y para eso llevan consigo a una persona que dice ser notario público, supuestamente para dar fe de lo que está haciendo. Los ejidatarios manifestaron su inconformidad porque “si firmas el primer pago te llegará en seis meses y el segundo será hasta diciembre de 2021”, señaló García Ríos. Detalló que la empresa adeuda un bono de mil pesos por hectárea a cada ejidatario, correspondiente al año pasado; más de 2 mil 600 pesos por hectárea correspondiente al concepto de usufructo, y el bono de mil pesos por hectárea del primer semestre de este 2020. Y, mientras, en su página web Siemens Gamesa anuncia que instalará un parque en Alemania de 52 MW con una solución a medida para las torres, y asegura que tiene pedidos en Reino Unido y Francia, pero aquí en Oaxaca está obligando a firmar un documento con respaldo notarial para que la deuda se liquide en diciembre de 2021, con opción de finiquitar el contrato. Desde hace 10 años, los ejidatarios de Santo Domingo Ingenio, Oaxaca, arrendan sus tierras en calidad de “apartado o reserva” a la empresa Gamesa, que construiría dos parques eólicos, “Cerro Iguana y el Sauzal”, razón por la que ahora exigen se cubran los pagos atrasados por concepto de renta y bonos. La empresa eólica argumenta que pasa por una situación de “insolvencia económica” por la pandemia, y también por el nuevo decreto que emitió el gobierno federal, en marzo pasado, a través del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace). Los ejidatarios pidieron la ayuda y asesoría del gobierno de Oaxaca para enfrentar esta situación, porque la empresa se niega a pagarles los adeudos, o los condicionan con que “si no firman, se disuelve el contrato”. “Aún no hemos definido si vamos a cancelar o no los contratos, pero antes de todo exigimos nuestros pagos; confiamos en la empresa y ahora fácilmente nos dice que no tiene dinero, cuando sabemos que es una empresa trasnacional, que construye parques eólicos y ahora nos está defraudando”, se quejaron los ejidatarios.