Feministas marchan en la CDMX en demanda de justicia y contra acoso sexual

domingo, 16 de agosto de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Colectivos de mujeres feministas, algunas con el rostro cubierto, realizan una marcha para exigir justicia por el feminicidio de la joven “Marichuy” en 2016 y en rechazo a la ausencia de justicia ante diversos casos de violación y acoso sexual en la ciudad y el país. La manifestación estaba planeada para salir del Ángel de la Independencia a las 15:00 horas y terminar en el Zócalo capitalino. Sin embargo, tras un incidente con decenas de policías que rodearon a un grupo de unas 10 manifestantes, éstas cambiaron la ruta hacia la Glorieta de Insurgentes, donde hicieron pintas, queman banderas y lanzan consignas. Luego de un intento por entrar a la plaza comercial Reforma 222, hecho que evitó la policía capitalina, tomaron el corredor comercial de la calle Génova y pasaron frente a la sede de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC). “Sheinbaum feminicida”, “AMLO cómplice”, “México feminicida”, son algunas de las consignas que pintaron en paredes y mobiliario del sitio, entre ellos, el monumento de “El Sereno”. Hasta el momento no se han registrado actos vandálicos mayores, solo algunas pintas, pega de papeles con los rostros de hombres a quienes acusan de violadores sexuales y el lanzamiento de petardos. Reportes preliminares hablan de una mujer con chaleco naranja -integrante del área de Participación Ciudadana del gobierno capitalino- y una policía resultaron lesionadas, aunque no de gravedad, por el lanzamiento de artefactos. La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) informó que en el operativo para resguardar la marcha participan mil 870 uniformados, la mayoría de ellos, del Grupo Femenil Atenea. La marcha es acompañada por personal de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM) para verificar el respeto de las garantías individuales. Horas antes del inicio de la marcha, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, dijo que en ésta se aplicaría el nuevo protocolo de actuación policial, presentado hace dos semanas, para evitar abuso de los uniformados y, al mismo tiempo, garantizar el derecho de libre manifestación y el libre tránsito. Hace un año, cientos de mujeres manifestantes realizaron severos daños materiales a la Glorieta de Insurgentes, la estación del mismo nombre de la Línea 1 el Metrobús, una estación de policía y la columna del Ángel de la Independencia, en protesta por los casos de jóvenes violadas sexualmente por policías. De ese hecho derivó una agresión contra el entonces jefe de la policía, Jesús Orta, a quien le lanzaron brillantina rosa por la espalda y quien, dos meses después, renunció al cargo. En breve más información