Yeidckol Polevnsky acusa continuación de 'usurpación” de Ramírez Cuéllar en Morena

domingo, 16 de agosto de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- La secretaria general de Morena, Yeidckol Polevnsky, acusó en una carta difundida en su cuenta de Twitter que la última convocatoria al Tercer Congreso Nacional del partido es una “farsa para continuar la usurpación” y acusó a su dirigente, Alfonso Ramírez Cuellar, de inventar cargos al interior que “violan los derechos político-electorales” de la militancia. El documento fue acompañado del siguiente mensaje: “de acuerdo con la propuesta del presidente @lopezobrador_ y el mandato del @TEPJF_informa, #EncuestaAbiertaYa. En #Morena; “El pueblo pone y el pueblo quita” #Yeidckol #DiNoALaGrilla”. En la carta, firmada el pasado 14 de agosto, y en medio de la polémica previa a la elección de la dirección nacional del partido, Polevnsky acusó al dirigente de provocar un “quebranto” a la economía de Morena “por cancelar las compras de los inmuebles por adquirir con presupuesto de 2019”, pues ello “implica renunciar a la oportunidad de contar con oficinas propias”. Esa, dijo, es una “decisión absurda” de Ramírez Cuellar. https://twitter.com/yeidckol/status/1295137238133678080 La exdirigente nacional morenista recordó que en 2019 las asambleas distritales electivas “fueron anuladas” por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, “dado el enorme número de impugnaciones de militantes que fiueron rasurados del padrón”. Por ello, consideró que “hacer creer a quienes resultaron electos que son consejeros, es un engaño despiadado. Quitar de su cargo a los delegados en funciones por un acuerdo del CEN que nunca existió, es una inmoralidad más de Ramírz Cuellar”. Y aseguró que esas “imposiciones violentan los derechos políticos-electorales de la militancia” y los funcionarios propuestos por éste podrían incurrir en delitos. Por útlimo, aseguró que, de los tres miembros de la Comisión Nacional de Elecciones, “dos no cumplen con lo que establece el estatuto (art.45)”, por ello, sus los acuerdos son “ilegítimos”. La polémica morenista remató: “Para el proceso electivo del 2021, los candidatos de Morena deberán acreditar su trayectoria y atributos éticos”.

Comentarios