Acusado de tráfico ilegal de armas, Víctor Camacho cruzó 31 veces de EU a México en 2019: ATF

martes, 18 de agosto de 2020
LAREDO, Texas (apro).- La Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF por sus siglas en inglés) documentó que entre septiembre y noviembre del año pasado, Víctor Ricardo Camacho, acusado de diversos delitos relacionados con violaciones a las leyes que regulan la compra, venta y tráfico ilegal de armas, cruzó a México 31 veces. Continuamente viajaba a las ciudades fronterizas de Tamaulipas con “pequeñas cantidades de armas” de grueso calibre. En Nuevo Laredo vendió varias metralletas Barrett a miembros del Cártel del Noreste (CDN). Camacho radicó en la ciudad de Brownsville y, aun sin tener trabajo, pudo gastar 11 mil 500 dólares tan solo dos compras de armas de fuego, según las investigaciones de ATF. En su página de la red social Facebook, el sujeto presumía gruesas cadenas de oro que colgaban de su cuello y muñeca, además de vehículos lujosos y una gran residencia. Israel Chapa Jr., actualmente detenido en Houston, admitió ante las autoridades de la AFT haber vendido varias armas a Camacho, entre ellas dos metralletas Barrett calibre .50, una de las cuales se usó en la balacera en el poblado Villa Unión, Coahuila, el 30 de noviembre de 2019. Ese ataque a la policía, en el que participaron alrededor de 150 sicarios de la autodenominada “Tropa del Infierno”, brazo armado del CDN, dejó como saldo 24 muertos: 18 presuntos delincuentes, dos civiles y cuatro policías. Tras el atentado, las autoridades aseguraron ocho camionetas blindadas artesanalmente, en dos de las cuales tenían montadas metralletas Barret calibre 50 milímetros. Cinco días después del tiroteo en Villa Unión, la policía de Brownsville descubrió que la armería Zeroed-in-Armory (ZIA), localizada en Houston, vendió una de las armas, y como consecuencia arrestó a Víctor Camacho, según el diario “Houston Chronicle”. Durante el arresto encontraron en la casa del detenido cuatro rifles de asalto envueltos en cinta azul, una pistola Glock y un arsenal de municiones de alto calibre. Los agentes de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos rastrearon las armas hasta dar con la tienda de Zeroed-in-Armory, en Pearland, Houston, propiedad de un hombre de 32 años llamado Khalid Abdulaziz. La captura de Camacho dio lugar a dos investigaciones: una sobre la armería ZIA y otra sobre el movimiento de las armas a través de la frontera, publicó el diario de Houston. Actualmente Víctor Camacho y 15 detenidos más enfrentan acusaciones judiciales en el caso 4:20-cr 26 que se lleva en la Corte Federal de Houston por diversos delitos relacionados con violaciones a las leyes que regulan la compra, venta y tráfico ilegal de armas. Los registros judiciales dicen que los traficantes compraron decenas de armas en la armería ZIA. Israel Chapa Jr., de Houston, fue uno de los compradores. Los agentes de la ATF dijeron que adquirió 156 armas en un período de seis meses a partir de julio de 2019. Según los agentes de la ATF, Chapa utilizó compradores falsos para algunas de sus adquisiciones de armas. Por ejemplo, una mujer compró 19 armas de ZIA entre el 7 de noviembre y el 18 de diciembre pasados. Las investigaciones de la ATF arrojaron que Chapa desembolsó grandes sumas de dinero en efectivo para adquirir el armamento. Los agentes de ATF recuperaron 27 armas de gran calibre, incluidos seis rifles Barrett .50, 22 vehículos, y cascos y chalecos antibalas, que estaban destinados para venderse en México. Alicia Kerber Palma, cónsul general de México en Houston, informó que alrededor de 41% de las armas de fuego incautadas en México entre 2009 y 2014 provenían de Texas.

Comentarios