López-Gatell rechaza 'infodemia” sobre el cambio en Cofepris

miércoles, 19 de agosto de 2020 · 23:39
CIUDAD DE MÉXICO (apro). –Hugo López-Gatell descartó que vaya a desaparecer la regulación sanitaria con los cambios estructurales en la Secretaría de Salud, que entre otros puntos incluye que la Cofepris y la Conadic estarán bajo control de la subsecretaría a su cargo. Respecto al decreto publicado hoy, en el Diario Oficial de la Federación el acuerdo de adscripción que estipuló el secretario de Salud, Jorge Alcocer, en el que las distintas unidades administrativas de la Secretaría de Salud Federal se van a ubicar bajo distintos mandos, López-Gatell especificó que los ochos contemplados por la oficina que encabeza permanecen, pero se agregaron el Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea, la Comisión Nacional de Adicciones y la Dirección de Servicios de Atención Psiquiátrica. “Estas dos unidades van a complementar, junto con el secretariado técnico del Consejo Nacional de Salud Mental que ya está en la subsecretaría. Estas tres se van a fusionar en una entidad que se va a llamar Comisión Nacional de Salud Mental y Adicciones, Conasama”, especificó. A esto, sumó a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). “Veo que la noticia causó inquietud a algunos grupos de la sociedad y número uno, que es parte de la infodemia es que va a desaparecer la regulación sanitaria, falso. Todo lo contrario. Lo que vamos a hacer es fortalecer la regulación sanitaria. “Hay muchas indicaciones, a lo largo de varios años, de que la calidad de la regulación sanitaria en México es limitada, en primera en número, no hay suficientes verificadoras y verificadores sanitarias, pero además hay omisiones muy importantes en regulación sanitaria. Hay productos que han sido autorizados que cuando se evalúan respecto a estándares internacionales no son inocuos. Ha habido omisiones graves en la evaluación ambiental, lo que tiene que ver con salud ambiental. Lo que buscamos es transparencia”, aseveró. “Al subsecretario de Prevención y Promoción se le ha asignado la tarea de facilitar el proceso de reestructuración de Cofepris, que es uno de los objetivos de nuestro programa sectorial de salud que se publicó este lunes y lo que buscamos es tener mejor regulación y sobre todo transparencia. Hay que limpiar de corrupción el país en muchos aspectos, pero en la regulación sanitaria también hay muchas preocupaciones al respecto”, dijo. Con cubrebocas, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud dio la conferencia de prensa en el contexto de la reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) en San Luis Potosí, entidad en la que es obligatorio el uso de la mascarilla.
Sin motivos para renunciar
López-Gatell seguró que no tiene por qué preocuparse porque algunos mandatarios pidan su renuncia como el encargado de la pandemia de covid-19 en el país, pues, afirmó, no tiene motivos para dejar su encargo. “Yo no tengo por qué preocuparme porque, como lo dije en Puebla en una videoconferencia semejante, yo les tengo absoluto respeto a los 30 gobernadores, la gobernadora de Sonora y la jefa de Gobierno. “A mí me parece que todas y todos ellos hacen un enorme trabajo de responsabilidad y velan por el interés y protección de su ciudadanía”, indicó en la conferencia de prensa vespertina realizada desde San Luis Potosí, sede de la reunión entre el Gobierno de México con miembros de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago). Añadió que, en la medida de que hay diversidad de opiniones, el país se enriquece y hoy, dijo, constató en la conferencia la inexistencia de algún tipo de enemistad. “A menos que yo me haya distraído no escuché a nadie decir: ‘saquen a este sujeto de la sala porque queremos que renuncie’ y evidentemente no tengo motivaciones para renunciar”, señaló. Respecto a si el Gobierno de México ha privilegiado la cuestión económica a la salud pública, el funcionario respondió con un categórico no. “La prioridad es clarísima dada la importancia de la vida humana que es irrepetible e irreparable si se pierde, esta es la prioridad, en San Luis Potosí y en el país en su conjunto”, indicó. Sobre los cambios en los indicadores del semáforo epidemiológico pactados con la Conago, López-Gatell explicó que ya no son cuatro, ahora son diez, entre los cuales destacó el que mide el porcentaje de personas que habiéndoseles tomado una muestra para diagnóstico resultan positivas, el cual está actualmente en 47% y la ocupación hospitalaria que se mide con cuántas camas se identificaron para el tratamiento de covid-19 y cuántas están ocupadas y es un porcentaje. “Es muy claro y muy directo. Se consideran dos conjuntos, las camas generales y las camas de terapia intensiva. Entonces, al considerar de manera amplia todos los indicadores puede ocurrir una situación que indudablemente es la que ocurrió esta semana, reciente, en San Luis Potosí, que hay una buena reserva de camas que el porcentaje de positividad se mantiene estable o incluso baja y aún cuando pudieran observarse la cuenta de casos que es mayor que en semana previa, la tendencia no necesariamente es sostenida al alza y eso da el semáforo”, agregó. Comentó es que los cambios al semáforo responden a un trabajo técnico, no a una negociación, plática con las cámaras industriales o una labor de convencimiento. “Hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador, en reunión de la Conago, volvió a recordarle a todo mundo las decisiones que ha ido tomando y una de ellas, me consta, porque estuve ahí, es cuando tuvo la videoconferencia con los jefes de Estado del G20, fue el primero y único jefe de Estado del G20 que hizo este comentario fue el presidente de México. Lo que dijo fue: ‘en México, la epidemia la manejan especialistas, técnicos, científicos. Aquí los criterios políticos no se van a involucrar en el manejo de la epidemia’. Así ha sido y así seguirá siendo”, aseguró. Explicó que tanto el gobernador de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras López y la secretaria de Salud estatal, Mónica Liliana Rangel Martínez, tuvieron un papel central en los ajustes al semáforo epidemiológico, pues además de las cuatro semanas de sesiones con Conago, se realizó una consulta a los 32 estados para proteger la salud y reactivar la economía nacional. “Y se fueron vertiendo distintas inquietudes. Una es la protección de la salud en una epidemia para la que no hay vacuna y tratamientos específicos tiene el principal recurso, el confinamiento. Esto es parte de la mitigación comunitaria. Esto tiene un impacto negativo en la economía. Una economía que se mantuviera cerrada demasiado tiempo empieza a tener daños irreparables, esto lo dijo en la sesión de hoy el secretario de Hacienda, Arturo Herrera”, resaltó. Entonces, llega un momento importante para establecer los balances necesarios para seguir cuidando la vida y la salud, pero facilitar la recuperación económica, en el marco de una epidemia larga, como lo es la de Covid-19. “Y lo hemos dicho muchas veces, cuando pensamos en economía, estamos pensando en que la mitad de las personas del país viven al día. ¡Viven al día! Tienen que salir porque son trabajadores de la construcción o son vendedores o tienen una contratación temporal o trabajan a domicilio o trabajan en un taller mecánico, esa es la población que vive al día, y hay que protegerla también en términos económicos porque, si no, eso tiene una consecuencia sobre su salud y su vida”, añadió. Al ser cuestionado sobre los cambios en la sintomatología de los enfermos, destacó la importancia de reconocer los síntomas de la enfermedad para identificarla de manera temprana, ya sea por covid-19 o por otros padecimientos para hacer un diagnóstico diferencial que quiere decir que hay enfermedades parecidas, pero el ejercicio del diagnóstico clínico incluye el considerar todas las posibilidades que expliquen un cuadro clínico. “Fiebre, tos, dolor de garganta, dolor de cabeza, lo presentan múltiples enfermedades, la mayoría de ellas posiblemente infecciosas y la correcta observación de otros síntomas que les llamamos complementarios o accesorios ayuda a la sospecha diagnóstica que permite identificar tempranamente a los casos, en esta situación de covid-19”, resaltó. Hasta el momento, en el mundo, en México y, desde luego, en San Luis Potosí los síntomas fundamentales siguen siendo los mismos: fiebre, tos, dolor de garganta, dolor de cabeza, dolor de cuerpo, en los músculos y en las articulaciones y si una persona tiene estos síntomas, pero además es mayor de 60 años de edad o tiene enfermedades crónicas: diabetes, hipertensión, obesidad, inmunodepresión por cualquier causa, cáncer, VIH, no se debe esperar, debe acudir a consulta porque todavía hay mucho por hacer antes de la intubación, explicó. “Y si se logra tener oxigenación temprana, con una mascarilla, sin necesidad de ventilación, se pueden salvar vidas”, destacó.