Lozoya señala al general Roberto Miranda como testigo de la reunión Peña-Odebrecht

viernes, 21 de agosto de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).— Emilio Lozoya aseguró que el general Roberto Miranda Sánchez, exjefe del Estado Mayor Presidencial (EMP), atestiguó en 2012 una reunión entre Peña Nieto y Marcelo Odebrecht en la casa del empresario, en Sao Paulo, Brasil. Miranda Sánchez fue jefe del EMP en el sexenio de Ernesto Zedillo, asimismo, fue mencionado en el juicio a Joaquín Guzmán Loera en Estados Unidos, por Vicente Zambada Niebla, quien dijo lo visitó en la residencia oficial de Los Pinos en 1997, por encargo de su padre, El Mayo. En la denuncia filtrada durante la semana, el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) declaró que Fabiola Tapia Vargas, socia de Odebrecht, y su jefe de ayudantes, José Velasco, fallecidos en mayo de 2014 y diciembre de 2013, respectivamente, atestiguaron el trasiego de efectivo para sobornar legisladores. Reportaje especial: Odebrecht acompañó al PRI y a Peña Nieto en toda la campaña presidencial, revela delator Tapia Vargas era administradora de Construcciones Industriales Tapia (CITapia), empresa que se asoció con Odebrecht para las obras en la refinería de Tula. Para acreditar sus dichos, se comprometió a presentar como testigos a su secretario particular, Rodrigo Arteaga Santoyo; Francisco Olascoaga, exjefe de departamento en Pemex, y Norberto Gallardo, miembro del Estado Mayor Presidencial y quien fue su jefe de escoltas. En la denuncia, Lozoya relató que “en un evento que hubo en el Camino Real en Polanco con el sector privado, durante la campaña, el señor Luis Weyll y el señor Roberto Bishop, este último director General de Braskem México, me pidieron que los llevara a saludar a Enrique Peña Nieto de forma personal”. Nota relacionada: Altos mandos de Zedillo y Calderón y el jefe de seguridad de Fox, en la nómina del narco Lozoya abundó que para recibir el dinero que Odebrecht inyectó a la campaña, se creó una cuenta a nombre de la empresa Latin America Asia Capital Holding, Ltd., y que uno de los depósitos por 850 mil dólares fue realizado con dinero que proporcionó Tapia Vargas. De esta forma, el hoy investigado dijo que como testigos de esos acontecimientos estaban Rodrigo Arteaga Santoyo, quien en ese momento era su secretario particular. Nota relacionada: El general Miranda, clave en la descomposición Osiris Hernández, excolaborador de Anaya, rechaza acusaciones de Lozoya: “son una mentira”

Comentarios