UIF congela cuentas del líder de Antorcha Campesina en Puebla y de otros más en Edomex

lunes, 24 de agosto de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) bloqueó cuentas de integrantes de la organización política Antorcha Campesina en los estados de México y Puebla, entre ellas la de su líder en esta última entidad, Juan Manuel Celis Aguirre. También fueron bloqueadas cuentas de personas físicas y empresas “fachada” vinculadas financieramente con la organización. En el Estado de México, el organismo procedió contra una red de empresas de varios ramos, como constructoras, gasolineras, hoteles, farmacias, tiendas de conveniencia y agroindustria. En un comunicado, la UIF señaló que del análisis realizado se logró identificar que la organización política en mención, durante el periodo comprendido entre los años 2009 a 2019, realizó depósitos en efectivo por más de 988 millones de pesos y retiros por 14 millones de pesos. Asimismo, en cheques interbancarios, de 2015 a 2019, recibió 96 millones de pesos y emitió otros por 100 millones de pesos, de los cuales destacan los recursos que recibió por parte de tres empresas fachada, por un monto de 3.4 millones de pesos. En cuanto a transferencias interbancarias, de 2012 a 2019 recibió 402 millones de pesos y desembolsó 406 millones de pesos. En otro rubro, los líderes de dicha organización tienen registrada la adquisición de 14 vehículos de lujo por un monto de 11.2 millones de pesos. También se identificó que Antorcha Campesina cuenta con 30 estaciones de servicio, vinculadas con líderes, amigos y familiares. El esquema identificado por la UIF para la dispersión de los recursos, así como las personas físicas y morales vinculadas, fue denunciado ante la Fiscalía General de la República (FGR) en días pasados para que la institución proceda en el ámbito de sus facultades. Por otra parte, en el estado de Puebla el organismo ejecutó un acuerdo de bloqueo en contra del líder de la misma organización política, Juan Manuel Celis Aguirre, así como de su esposa y tres empresas que eran utilizadas para dispersar los recursos obtenidos de manera ilícita. De los elementos analizados se identificó que el líder recibió en el periodo de 2010 a 2020 recursos en efectivo por un monto de 658 millones de pesos, aunado al hecho de que de 2014 a 2019 recibió transferencias interbancarias por 128 millones de pesos, principalmente de sujetos relacionados al sector de la construcción. De acuerdo con la UIF, mediante transferencias bancarias también recibió 18 millones de pesos, y a tres personas morales identificadas como empresas fachada la organización les transfirió 3.6 millones de pesos. El pasado lunes 17, la Unidad dio a conocer el bloqueo de 10 cuentas bancarias vinculadas con Antorcha Campesina. Tres pertenecen a personas morales y siete a personas físicas vinculadas con la organización. Sobre el monto de los recursos congelados, aún no se tenía información debido a que los bancos reportan entre tres y cuatro días hábiles. Antorcha Campesina es investigada desde el año pasado. En mayo de 2019 el titular de la UIF, Santiago Nieto, informó que se investigaba a cerca de 40 gasolineras derivado del robo de combustible, particularmente en Puebla. El 18 de enero se dio a conocer que Antorcha Campesina cuenta con más de 50 estaciones de gasolina en el Estado de México, Puebla, Guerrero, Oaxaca, Nayarit, Morelos y Veracruz. La mayoría de los permisos para el funcionamiento de las gasolineras fueron otorgados durante el periodo del expresidente Enrique Peña Nieto. Casi todos los permisos se emitieron durante 2015 y 2016. La querella presentada ante la FGR argumenta corrupción y lavado de dinero. La semana pasada, Brasil Acosta Peña, diputado federal e integrante del Comité Ejecutivo Nacional del Movimiento Antorchista, afirmó que las acciones de la UIF en Puebla son represalias del gobernador Miguel Barbosa “en contra de quienes lo cuestionan por su pésimo gobierno”. Las acusaciones –subrayó-- son algo “totalmente falso e inventado, porque ningún dirigente de Antorcha ha recibido recursos de ningún tipo, ni ahora ni en el pasado”. En febrero de este año, cuando la UIF anunció el inicio de las investigaciones en contra del movimiento fundado y dirigido por Aquiles Córdova Morán, por corrupción y lavado de dinero, Acosta Peña hizo el mismo señalamiento. En esa ocasión fueron 40 las gasolineras denunciadas por registrar más ganancias de las correspondientes. Brasil Acosta admitió que su propia cuenta está congelada, al relatar que se presentó a las oficinas de la UIF para que se le informaran las razones del “bloqueo bancario ordenado en mi contra”. Se retiró de las instalaciones sin más información que la que ya tenía, dijo. La Unidad de Inteligencia Financiera detalló que junto con las fiscalías de Puebla y el Estado de México congelaron las 10 cuentas mencionadas.