Salud estima que vacuna esté lista para el primer trimestre de 2021

martes, 25 de agosto de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Es probable que para el primer trimestre de 2021 se tenga disponible una vacuna contra el SARS-CoV-2 causante del coronavirus, informó el director general de Epidemiología de la Secretaría de Salud, José Luis Alomía Zegarra. En la conferencia de prensa vespertina, para tratar los asuntos relacionados con la pandemia, indicó que existen una serie de pasos a cumplir para garantizar que la propuesta de la vacuna sea la mejor para la población mexicana, por eso se debe ir de la mano de la Organización Mundial de la Salud (OMS). “No podemos no hacer nada o esperarnos a que alguien anuncie que ya tiene una vacuna lista para vender. Hay que estar pendiente, hay que estar caminando de la mano con organismos internacionales, sobre todo, de la Organización Mundial de la Salud, para estar listos cuando, en su momento, exista la disponibilidad de una vacuna y que se percibe pudiera ser para el primer trimestre del próximo año”, recalcó. Esto, dijo, a menos que alguna otra realice rápidamente los procedimientos para su elaboración y que México tenga lista una estrategia de distribución y cómo se llevaría a cabo una campaña poblacional, identificando los principales grupos de riesgo, los cuales han estado evidenciando en cada conferencia, añadió. “En estos momentos, se ha estado trabajando sobre todo con el Instituto Nacional de Salud Pública para poder definir a cabalidad y con todo el sustento científico cuáles son estos grupos que no deben de dejar de vacunarse y que el gobierno deberá de asegurar las vacunas necesarias y que exista la disponibilidad para ellos, más allá de que, en su momento, la puedan recibir más personas”, consideró. Nota relacionada: Cinco de cada 10 muertes por covid-19 entre el personal de salud son médicas o médicos Resaltó que el gobierno mexicano, a través básicamente de las instituciones, tienen el encargo específico de garantizar la existencia, distribución y colocación lógicamente de la vacuna. “Tenemos que partir del hecho de que, lamentablemente, todavía no tenemos una vacuna que ni siquiera esté lista para distribuirse o aplicarse, sino que no tenemos todavía una vacuna que en su momento haya evidenciado a través de su información, de la publicación o de las diferentes fases o estudios que las vacunas transitan, haber llegado a este punto en donde demuestran toda la capacidad, toda la seguridad, toda la eficacia que se requiere de una vacuna”, añadió. Sin embargo, sabemos que hay, a la vez o a la par, buenas noticias porque al menos algunos desarrollos, cinco o seis principales de ellos, han transitado durante sus fases uno y dos de manera exitosa, comentó. “Prácticamente, la mayoría de las vacunas, al menos aquellas que están compartiendo su información de fase uno, fase dos, que están en su momento identificadas por los grupos que ha organizado la Organización Mundial de la Salud y su subsidiaria la Organización Panamericana de la Salud, han develado que aproximadamente para el mes de noviembre podemos estar teniendo los resultados de esta fase tres”, detalló. Si esta fase tres se comprueba que es exitosa y que cumple con todos los criterios correspondientes vendrá lógicamente una fase de producción, de distribución, y que en su momento tendrá que llevarse a cabo lo que sería la actividad comunitaria directa que sería la vacunación, añadió. Nota relacionada: Farmacéutica china afirma que su vacuna es efectiva contra distintas cepas del covid-19 “A eso nos referimos cuando decimos que México está lógicamente todavía abierto y está observando y está dando seguimiento para llevar a cabo todo el adelanto que se pueda tener con aquellas vacunas que se pueda, en su momento, demostrar que han sido mejores, pero todavía no hay una definición de cual será la vacuna que se podrá adquirir y aplicar en México porque eso depende de los resultados que se tengan”, resaltó. Sobre la intención de añadir los síntomas accesorios a la sintomatología de covid-19 en días pasados y no al principio de la pandemia en México, el funcionario explicó que esto se debe a la recurrencia de los mismos en pacientes contagiados de SARS-CoV2 o enfermos de covid-19. “En la medida que los casos se están presentando y se están confirmando, tenemos más de un millón 200 mil personas que han sido confirmadas con la enfermedad, por lo tanto, conocemos cuáles son los síntomas que han presentado este millón 200 mil personas. “Por lo tanto, en un marco de población mexicana que han enfermado podemos hacer un análisis de frecuencia de los síntomas para definir cuáles son los que se presentan con mayor frecuencia e incorporarlo a las definiciones operacionales”, explicó. Esto, indicó, también se hizo para poder colaborar en la identificación de casos en la temporada de influenza, la cual empieza en octubre, donde se hará otra modificación de la definición operacional para detectar ambas enfermedades y se revele cual virus va a predominar o cómo empezarán a circular ambos durante el invierno. En cuanto al re-infectado de Hong Kong, indicó que, si bien es el primer caso registrado y más allá de las publicaciones sobre el doble contagio de la persona y la explicación del genoma del virus en cada uno de los eventos, se ha evidenciado que esta segunda infección fue asintomática. “Si bien es cierto que el virus se aisló de las vías respiratorias y se pudo hacer la secuencia genética de este virus, que al realizarla se vio que había algunos cambios en el árbol familiar de la secuenciación, era diferente el segundo al primero. El primero fue un contagio local y el segundo tenía el antecedente de que esta persona iba llegando de España y esa puede también ser la diferencia de que la familia genética sea diferente”, relató. En el otro caso de la persona holandesa, refirió, se tenía conocimiento de que tenía problemas en su sistema inmunológico y eso, lógicamente, se relaciona directamente con el desarrollo de anticuerpos. “Este es un caso del que vamos a tener información todavía en los próximos meses, pero en las primeras publicaciones lo que están estudiando es cómo pudiera estarse presentando esta situación. Lo importante, más allá de que estuviéramos hablando de casos aislados, estamos hablando de tres o máximo cuatro casos que se han identificado, de entre millones de personas que han enfermado de covid-19 y pueden deberse a cuestiones particulares de cada persona”, señaló. Habrá que ver si en el futuro hay un brote en un grupo mayor de personas y eso se tendrá que estudiar para identificar las causas que generaría esto, lo cual ahorita es una cuestión hipotética.