Por covid-19, 90% de los países interrumpieron sus servicios de salud: OMS

lunes, 31 de agosto de 2020 · 12:29
CIUDAD DE MÉXICO (apro). - A consecuencia de la pandemia, al menos 90% de los países experimentaron interrupciones en sus servicios de salud, particularmente aquellos de ingresos bajos y medianos, afirmó este lunes la Organización Mundial de la Salud (OMS). Con base en los resultados de la primera encuesta sobre el impacto del covid-19 en 105 naciones del mundo durante el período de marzo a junio últimos, la mayoría de los países se vieron forzados a suspender muchos servicios de rutina y electivos. Según la OMS, la detección y el tratamiento del cáncer y la terapia del VIH fueron los más afectados, pues sufrieron interrupciones de alto riesgo, sobre todo en los países de bajos ingresos. "La encuesta arroja luz sobre las grietas en nuestros sistemas de salud, pero también sirve para informar nuevas estrategias para mejorar la prestación de atención médica durante la pandemia y más allá", dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS. Además, advirtió que el covid-19 debería ser una lección para todos los países de que la salud no es una ecuación de una o la otra. “Debemos prepararnos mejor para las emergencias, pero también seguir invirtiendo en sistemas de salud que respondan plenamente a las necesidades de las personas a lo largo de su vida". De acuerdo con la encuesta, los países experimentaron en promedio interrupciones en 50% de un conjunto de 25 servicios de seguimiento. Las áreas de las que se informó con mayor frecuencia incluyeron inmunización de rutina: servicios de extensión (70%) y servicios en establecimientos (61%), diagnóstico y tratamiento de enfermedades no transmisibles (69%), planificación familiar y anticoncepción (68%), tratamiento para enfermedades mentales. trastornos de salud (61%), diagnóstico y tratamiento del cáncer (55%). Asimismo, los países también notificaron interrupciones en el diagnóstico y tratamiento de la malaria (46%), la detección y el tratamiento de casos de tuberculosis (42%) y el tratamiento antirretroviral (32%). Si bien algunas áreas de la atención médica, como la atención dental y la rehabilitación, aclara, fueron suspendidas deliberadamente en apego a los protocolos gubernamentales, se espera que la interrupción de muchos de los otros servicios tenga efectos nocivos en la salud de la población a corto, mediano y largo plazo. La encuesta también muestra que los servicios de emergencia que podrían salvar vidas se interrumpieron en casi una cuarta parte de los países que respondieron. Por ejemplo, dice que las interrupciones de los servicios de las salas de emergencia las 24 horas se vieron afectadas en 22% de los países, las transfusiones de sangre urgentes se interrumpieron en 23% de los países y la cirugía de emergencia se vio afectada en 19% de los países. Interrupción debido a una combinación de factores del lado de la oferta y la demanda. Un 76% de los países informaron reducciones en la asistencia a la atención ambulatoria debido a una menor demanda y otros factores como bloqueos y dificultades financieras. El factor más comúnmente reportado en el lado de la oferta fue la cancelación de servicios electivos (66%). Otros factores informados por los países incluyeron la redistribución del personal para brindar alivio del covid-19, la falta de disponibilidad de servicios debido a cierres e interrupciones en el suministro de equipos médicos y productos de salud. Según la OMS, muchos países han comenzado a implementar algunas de las estrategias recomendadas por el organismo para mitigar las interrupciones del servicio, como la clasificación para identificar prioridades, el cambio a consultas de pacientes en línea, cambios en las prácticas de prescripción y estrategias de información de la cadena de suministro y la salud pública. Sin embargo, aclara que sólo 14% de los países informaron de la eliminación de las tarifas de usuario, lo que la OMS recomienda para compensar las posibles dificultades financieras de los pacientes. La encuesta también proporciona una indicación de las experiencias de los países en la adaptación de estrategias para mitigar el impacto en la prestación de servicios. A pesar de las limitaciones de dicha encuesta, destaca la necesidad de mejorar el monitoreo en tiempo real de los cambios en la prestación y utilización de los servicios, ya que es probable que el brote aumente y disminuya en los próximos meses, y adaptar las soluciones en consecuencia. Con ese fin, la OMS seguirá trabajando con los países y proporcionando herramientas de apoyo para abordar las consecuencias del covid-19.