Aeroméxico recibe 100 mdd en el primer tramo de su proceso de reestructuración

jueves, 10 de septiembre de 2020
MADRID (EUROPA PRESS) - Grupo Aeroméxico recibió el primer tramo de financiación o 'DIP Financing' por valor de 100 millones de dólares en el proceso de reestructuración financiera que la aerolínea comenzó el pasado 30 de junio. "El fondeo del desembolso inicial es un paso importante en el proceso de reestructura de Aeroméxico que proporcionará liquidez para cumplir con nuestras obligaciones en el curso ordinario del negocio de manera oportuna y ordenada", señaló el director general de Aeroméxico, Andrés Conesa, en un comunicado remitido al regulador.
Nota relacionada: Aeroméxico espera aprobación de financiamiento preferencial por mil mdd 
Conesa agregó que los desembolsos adicionales bajo el DIP Financing respaldarán las operaciones de la empresa en el curso ordinario durante el proceso de reestructuración. "Reconocemos y agradecemos el continuo apoyo de nuestro consejo de administración, así como a todos nuestros accionistas", dice. La compañía explica que en la fecha en que se emita la orden final aprobando de manera definitiva el DIP Financing, lo cual se prevé que ocurra a finales de septiembre, y sujeto al cumplimiento de otras condiciones establecidas, la parte no dispuesta del primer tramo estará disponible en una sola disposición. De su lado, el monto del segundo tramo estará disponible por una cantidad inicial de 175 millones de dólares y, sujeto al cumplimiento de diversas condiciones y objetivos adicionales establecidos en la documentación definitiva, de los que se podrán solicitar desembolsos por cantidades mínimas de 100 millones de dólares.
También puedes leer: Aeroméxico planea despedir a mil sobrecargos por reajuste laboral
La aerolínea aseguró que seguirá llevando a cabo de una manera "ordenada" el proceso voluntario de reestructura de sus pasivos financieros bajo el proceso de Capítulo 11, mientras continúa operando y ofreciendo servicios a sus clientes y contratando de sus proveedores los bienes y servicios requeridos para la operación. "La compañía continuará aprovechando las ventajas del procedimiento del Capítulo 11 para fortalecer su situación financiera y liquidez, proteger y preservar la operación y activos, e implementar los ajustes necesarios para enfrentar el impacto derivado del Covid-19", concluye.