Magistrados acusan irregular aplazamiento de sentencias sobre Morena; Attolini podría quedar fuera

jueves, 10 de septiembre de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los magistrados electorales Reyes Rodríguez Mondragón y Janine M. Otálora acusaron supuesta denegación de justicia en el caso de la elección interna de Morena; posible “uso no neutral” de las reglas procesales, o incluso de eventual “abuso” de atribuciones por parte del magistrado presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Felipe Alfredo Fuentes Barrera. El pleno del TEPJF debía resolver ayer, en sesión no presencial, en formato de videoconferencia, cuatro asuntos relacionados con el proceso interno de ese partido, pero que fueron sacados y pospuestos hasta el 16 de septiembre, a pesar de que la falta de resolución de uno de ellos podría dejar fuera a algunos contendientes. Es el caso de Antonio Attolini, quien se registró para la secretaría general y promovió un recurso por el que buscaba contender en el proceso. La razón para sacar su recurso junto con otros tres fue evitar la “saturación” del pleno del TEPJF, que hoy sesionó hora y media para resolver 25 puntos. El próximo viernes 11 el Instituto Nacional Electoral (INE) deberá resolver los registros de aspirantes a presidente y secretario general que cumplan los requisitos y sean procedentes, y uno de ellos es estar dentro del padrón de Morena, con corte al viernes 4 de septiembre, cuando se emitió la convocatoria al proceso morenista, y que asciende a 466 mil 931 militantes. Attolini Murra, quien no está anotado, planteó en su impugnación que el INE debió reconocer la posibilidad de acreditar la militancia de los participantes a través de “métodos alternativos a ese padrón”. De haber sido resuelto esto por el TEPJF y a su favor, el aspirante podría participar en la encuesta de reconocimiento, sondeo-filtro que comenzará a levantarse el 16 de septiembre y por el que se definirá a seis que serán medidos en el sondeo, y para ocupar el cargo. Los magistrados Reyes Rodríguez y Otálora emitieron hoy un posicionamiento para exponer su rechazo a que se hayan sacado los cuatro recursos relativos a Morena, uno promovido por Attolini, el otro por el aspirante a la dirigencia nacional, Alejandro Rojas Díaz Durán. Debido a la pandemia, el TEPJF sesiona virtualmente y para ello emitió un acuerdo por el que se autorizó al presidente del órgano, Fuentes Barrera, a “implementar las medidas necesarias para optimizar la resolución de asuntos urgentes”, de modo que no se saturen las sesiones. Pero sin riesgo de saturación, a decir de ambos magistrados, se aplazó la resolución de estos cuatro asuntos cuyos proyectos de sentencia habían sido incluso circulados, por lo que plantearon al magistrado presidente que la atribución conferida para evitar la saturación de sesiones “debe ejercerse de manera prudente”. “Estamos convencidos de que esa atribución no debe utilizarse de modo arbitrario, lo que significa que debe existir una justificación expresa y satisfactoria sobre cuáles son las variables que sustentan posponer” un asunto. Modificar la lista de asuntos por discutir debe estar debidamente motivada, “de lo contrario, se estaría produciendo, por un lado, un riesgo de denegación de justicia o de mayores complicaciones en cuanto a la impartición de una justicia pronta y efectiva y, por el otro, una percepción de un uso no neutral de las reglas procesales o de organización interna e incluso de abuso en las atribuciones conferidas a la presidencia del tribunal, lo que podría afectar la legitimidad institucional del órgano”. En su escrito, los dos magistrados plantearon: “respetuosamente consideramos que la decisión de retirar algunos de los proyectos circulados esta semana no encuentra justificación”. Esto porque incidirá en el derecho de algunos contendientes a participar en la contienda. Ahora “le corresponde al presidente brindar una explicación sobre la necesidad de retirarlos y del por qué seleccionó estos asuntos en específico y no otros, para los que sí se mantendría su discusión”.