AMLO da su informe sobre el conflicto en Chihuahua por el agua

viernes, 11 de septiembre de 2020 · 12:04
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El conflicto de Chihuahua es político: tiene su origen en la asociación de lo político con lo económico de acuerdo con presidente Andrés Manuel López Obrador quien, entre explicaciones técnicas para garantizar el abasto de agua y referencias a las relaciones de poder en esa entidad, explicó su postura frente a la rebelión. Los dos aspectos, el del abasto de agua y el de los intereses político-económicos de la zona, ocuparon hoy gran parte de la conferencia de prensa presidencial, para cerrar en el “Salón Tesorería” de Palacio Nacional, una semana de tensiones por la toma de la presa La Boquilla, el cruce de declaraciones entre el gobernador chihuahuense Javier Corral y el propio mandatario, un tiroteo aun insuficientemente explicado en el que perdió la vida una mujer y un hombre quedó severamente lesionado y los múltiples rumores y desmentidos sobre acciones de intervención de la Guardia Nacional.
Te recomendamos: Protesta por La Boquilla es electorera, insiste AMLO; promete aclarar ataque a pareja
La directora de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Blanca Jiménez Cisneros, explicó las condiciones del acuerdo binacional que data de 1944, haciendo inclusive una apología porque, dijo, México recibe cuatro veces más de lo que aporta, tiene flexibilidad en la entrega del líquido y hay garantía de abasto al 100% para el presente ciclo agrícola. La entrega de agua a Estados Unidos, forma parte del acuerdo binacional por compartir territorialmente el afluente. Hasta ahora, México tiene un avance en el cumplimiento en un 82% frenado por la toma de la presa La Boquilla, asunto este que dio paso hoy a la exhibición de un entramado político-empresarial que apuntala el señalamiento que desde hace días lanza el presidente López Obrador sobre las condiciones políticas locales, sus intereses sobre el manejo del campo y la proximidad de las elecciones.

Conflicto político-económico el del agua

Con gráficas, diagramas y un video, el presidente López Obrador expuso hoy la participación de políticos del PRI, el PAN, e inclusive de Morena, que han dado cauce al movimiento de resistencia de agricultores, que resume su perspectiva del asunto en una frase: “Se trata de una calara asociación entre lo económico y lo político”. Con fotografías acomodadas como diagrama de flujo, tal y como se habría expuesto en la reunión de seguridad de esta mañana, López Obrador reveló contar con amplia información sobre la formación del movimiento que involucra a exgobernadores del PRI. Se trata, como ya había expuesto, de los exgobernadores de Chihuahua Fernando Baeza (1986-1992) y Reyes Baeza (2004-2010), al primero de ellos, lo señaló como protagonistas de actos de corrupción y fraudulencia electoral. El mandatario advirtió que ambos, originarios de la ciudad de Delicias, centro urbano principal de la región donde ocurren las protestas, se han convertido en “agricultores muy prósperos”, exponiendo una red de alcaldes del PRI y del PAN, de empresarios nogaleros, líderes agropecuarios y hasta un pariente del senador panista Gustavo Madero, al que ha señalado reiteradamente como participe de las protestas.
También puedes leer: No quedará impune ataque contra pareja tras protesta en La Boquilla: Corral
El mapa de relaciones incluye al alcalde del municipio de Rosales José Francisco Ramírez Licón, miembro de Morena cuyo hermano Agustín es panista. Ahí mismo, el mandatario señaló a Andrés Valles Valles, como el principal instigador de la toma de la presa el pasado martes, cuando el movimiento desalojó a la Guardia Nacional cuyos elementos optaron por el repliegue. En el mapa de relaciones, expuesto en dos láminas en la conferencia mañanera, aparecen también los presidentes municipales de Camargo, Arturo Zubía; de Delicias, Eliseo Compeán, quien habría encabezado de acuerdo al gobierno de la República, el ataque contra campesinos el 8 de septiembre en las inmediaciones del 66 Batallón de Infantería. Además, aparece como parte del movimiento al presidente municipal de Meoqui, Ismael Pérez y al de San Francisco de Conchos, Jaime Rodríguez Carrasco. La lista de políticos sigue con la exdiputada panista Velia Aguilar; los diputados Mario Mata y Jesús Valenciano, este último, protagonista de un video expuesto en la conferencia de prensa quien convocó ayer a sesionar, “constituirse en Congreso en las presas”, advirtiendo a la Federación que se atenga a las consecuencias pues “el pueblo de Chihuahua no se va a dejar” y puso como ejemplo, lo que “se les demostró en la presa La Boquilla”.

La investigación del conflicto “apenas comienza”

El mandatario explicó en otro momento el dominio federal sobre las presas que, en tanto instalaciones estratégicas, son objeto de custodia por la Guardia Nacional. Luego advirtió que la investigación es apenas el comienzo: “Nos vamos a ir a fondo, a saber quién es quién, como están las cosas y vamos a estar informando”. Lo expuesto hoy incluyó lazos familiares entre políticos y cabecillas del movimiento de defensa del agua, de manera destacada en el caso de Álvaro Madero, pariente del senador panista Gustavo Madero; de Jorge Aldana hijo de la panista Velia Aguilar; de Héctor Baeza, exalcalde de Delicias y hermano del exgobernador Reyes, a quien señaló como excoordinador de campaña del hoy detenido exmandatario César Duarte. “Aquí no estamos hablando del pequeño agricultor. Esto da pie a una muy buena investigación”, dijo el presidente, quien fue reiterativo en que el movimiento es de “grupos de intereses creados”, que procuran evitar la intervención de la Conagua y el gobierno federal. Abundó en que se trata de un movimiento para que “los de arriba, los grandes” saquen provecho; los “políticos corruptos convertidos en hombres de negocios u hombres de negocios convertidos en políticos corruptos.

“Tengo buena información”, revira al gobernador de Chihuahua

Durante la conferencia de prensa también reaccionó a la declaración del gobernador Javier Corral, quien la víspera advirtiera que, en el conflicto, “están mal informando al presidente”. La posición de López Obrador fue que no se peleará con el mandatario estatal, para luego abundar: “Yo tengo muy buena información de todo esto. De cómo se han asociado en Chihuahua estos grupos y han engañado al pueblo haciéndoles creer que son partidos distintos, cuando en realidad son lo mismo. Estos grupos simularon durante mucho tiempo que había democracia en Chihuahua, porque ya había alternancia. “Es decir, ya no estaba un partido, estaba otro, pero en esencia era lo mismo: corrupción, abandono del pueblo, llegan a gobernar y no le cumplen a la gente”. La exposición remató con un señalamiento a los grupos de poder que “se sienten dueños del agua” y agregó: “Sin embargo, de manera extralegal se han apoderado en varias regiones del país del agua, a través de asociaciones controladas por los agricultores más poderosos, con influencias”. La conferencia de prensa también mostró las entregas de agua en cada sexenio desde Carlos Salinas de Gortari hasta el presente, evidenciando las entregas, destacadas en el caso del período que coincidió con el gobierno local de Fernando Baeza, y justificando así su exposición: “Porque ahora aparecen como paladines de la soberanía, y no hubo nunca ningún problema, porque considero que es un asunto político”.