Taibo sugiere a directivos de Nexos y Letras Libres irse del país

viernes, 11 de septiembre de 2020 · 18:42
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El director del Fondo de Cultura Económica (FCE), Paco Ignacio Taibo II, aseguró que con este gobierno los directivos de las revistas Nexos y Letras Libres, Héctor Aguilar Camín y Enrique Krauze Kleinbort, respectivamente, ya no pueden hacer “bisnes” y por eso culpan de censura y persecución al presidente Andrés Manuel López Obrador. Y planteó: “Yo les sugeriría a los hijos de la Operación Berlín y el baile interminable de la lana que más les vale que se queden en su esquinita o que vayan cambiando de país muy pronto”.
Notas relacionadas:
López Obrador exhibe cuánto recibían Nexos y Letras Libres por publicidad AMLO “insiste en utilizar la tribuna presidencial para desprestigiar voces críticas”: Letras Libres Lo anterior fue señalado ayer por el escritor en una entrevista con Álvaro Delgado y Alejandro Páez en el programa “Los Periodistas”, que se transmite en la cadena La Octava. Los conductores le manifestaron que eso sonaba a una amenaza, a lo que Taibo respondió: “¡No, hombre! Es un consejo fraternal. Les estoy dando un sabio consejo. Supongo que harán lo que quieran… de todas maneras suelen tener situaciones de privilegio en torno a universidades norteamericanas, etcétera. ¿Qué vas a amenazar?”. Sobre el calificativo “los hijos de la Operación Berlín”, le preguntaron si en ese señalamiento no había un ánimo de venganza, y dijo: “¿Llamarlos ‘los hijos de la Operación Berlín’? ¡No, es sólo un calificativo! Todo mundo sabe que tengo una lengua más poderosa que mi capacidad para controlarla. Mis opiniones personales son acerca de la claridad, ese es el problema. Esa alharaca y rollo de ‘nos están censurando’. Ahí están los libros, la prueba es que cuando quieran pueden ir a comprarlos. Nosotros no podemos ocultar esto. Son cien librerías del Fondo y Educal y ahí están los libros, y por cierto algunos muy buenos”. Añadió: “Cómo decirlo en lenguaje brutal, pero al mismo tiempo amable… ¿De veras creen que hay un proceso de censura o una situación de irregularidad manifiesta? Ya quedó demostrado que tenían relaciones de privilegio con el aparato del Estado. Puedes comparar historias del conocimiento común, como cuánta publicidad recibían estos o aquellos o cuántas suscripciones se compraban. Por ejemplo, la relación entre las suscripciones a Proceso y las de Letras Libres y Nexos. ¡Véanla, ahí está! Pregunten a Bibliotecas, que era uno de los compradores de suscripciones a revistas”. En la conversación con Páez y Delgado, éstos comentaron al escritor que La Jornada es muy cercana a López Obrador. “Yo mismo soy lector de La Jornada y suscriptor. ¿Qué ahora vamos a vestirnos de caperucita verde? ¡Somos caperucita roja, compadre! Ahora, pregunten a La Jornada por qué durante años no publicaban los resultados de la Lotería Nacional y todos los demás sí. La Jornada fue castigada, al igual que Proceso, a lo largo de años. Todos los medios medianamente progresistas recibieron palo durante mucho tiempo. Ahí está la famosa frase de ‘no pago para que me peguen’”, lanzó. Los entrevistadores reviraron que a La Jornada de hecho le fue muy bien con Calderón y Peña. “Bueno, entre comillas. Pregúntenle a Carmen”, remarcó. Cuando le señalaron que este gobierno ha sido muy discrecional también en la cuestión publicitaria, pues no le ha dado ni un peso a Nexos ni a Letras Libres, inquirió con ironía: “¿Todavía existen? Me quedé con la sensación de que se habían quedado todavía a vivir en el clóset y ya sólo publican en digital ¿no?”. Asimismo, cuestionó que las revistas citadas, anteriormente privilegiadas del régimen, ahora se defiendan sintiéndose censuradas y señalan a otros por ser los nuevos privilegiados del régimen. “¿Al Capone defendiéndose porque vendía licor barato? ¡Ay!, que no se azoten que hay vidrios en el suelo. Y como los pisen, se van a quedar, y no digan que es una amenaza, se van a quedar con las patitas cortadas por andar pisando vidrios”. Al principio de la entrevista se le cuestionó sobre un comentario que hizo en Twitter, donde dejó en claro que en el FCE no hay animosidad respecto de la venta de las publicaciones elaboradas por las editoriales Clío y Cal y Arena. “Me estoy divirtiendo con este debate porque yo no entiendo que estos chicos de Nexos y de Letras Libres quieren airearlo, de veras, es que no saben dónde se están metiendo cuando aireen esto, porque básicamente una cosa es lo que dijo el presidente, que tuvieron situaciones de privilegio, pero las investigaciones están abiertas, el problema era si el privilegio era solo privilegio. Si eran o no eran favoritos del sistema, dadas sus posiciones políticas y recibían una serie de apoyos. ¡Como empiecen a hacerse las preguntas van a ser bien divertidas!”. Taibo II recordó que en una conversación con el director de Bibliotecas le preguntó acerca de las suscripciones a Nexos y “la respuesta era terrible. El problema no era que se compraran suscripciones para las bibliotecas, es que se compraban cinco para una biblioteca de pueblo y no se leía una sola. Esta era la situación de privilegio, descarada. “Si recibimos siete revistas y hay uno, dos lectores; bueno, pues compramos dos. En ese sentido, puedo decir que por lo menos en el Fondo no hay ningún tipo de discriminación. Les puedo asegurar que en las librerías del Fondo y Educal seguimos vendiendo los ejemplares de Letras Libres y del Grupo Nexos, con su editorial Cal y Arena. De hecho, pregunté sobre esto y tenemos 174 títulos en solo una librería. Y estaban las obras de Aguilar Camín, etcétera. “A mí no me gustan estos intelectuales de sistema que hicieron su ‘bisne’ vinculado a su posición política, pero bueno, sus fondos editoriales son respetables “Eso sí, tenemos un problema, no podemos hacer tratos mientras estén sujetos a investigación por un fraude contra el Infonavit. Esa instrucción nos llegó, pero no hacemos contratos. Nosotros teníamos los fondos de distribución y los seguimos circulando, entonces todo este canto de sirena: ‘nos censuran’, ‘nos persiguen’… Colega, ¿sabe qué? Mejor no le muevan porque van a salir tantos trapos sucios que se van a ahogar con ellos”. Le preguntaron por qué no aparecen de una vez los trapos sucios. Según el escritor: “Por lo obvio de siempre. Necesitarías generar un tipo de investigaciones que nos hubieran consumido. Sí compramos libros de estas editoriales, y vamos a seguir distribuyéndolos. ¡Nada más faltaba coartar la libertad de expresión! Hemos peleado toda la vida por esto, no la vamos a limitar ahora. Gusten o no gusten. A mí no me gustan esos títulos, en lo más mínimo, ni los leo desde hace muchos años. Pero, bueno, esta actitud política es personal, no tiene nada que ver con la postura del Fondo. Las puertas están abiertas”. Y más: “El problema de las investigaciones es que detrás de la apariencia hay un nudo, y nosotros lo vivimos en el Fondo. Todo lo que pasaba estaba justificado en el papel, en teoría y en apariencia, y esto no te permitía avanzar. Pero si estas investigaciones comienzan a abrirse y revisarse bien, veríamos que estas situaciones van más allá del privilegio. Qué privilegiados eran, ya lo sabemos, es obvio. Ahora es algo más que un privilegio. Y yo creo que las investigaciones van a proseguir en este sentido. Cuanto más agiten el cotarro, más se exponen a la luz”. En días pasados, el presidente López Obrador dio a conocer que Nexos, Clío y Letras Libres recibieron 140 millones 556 mil 553 pesos entre 2006 y 2018, por parte de los gobiernos en turno, para diversos servicios, como suscripciones, compra de libros o material biográfico. Letras Libres acusó al presidente de “difamación”. https://twitter.com/Letras_Libres/status/1303501129104404481?s=20