Contrato de Pemex con Braskem-Idesa 'viciado de origen”, dice AMLO y plantea cancelarlo

lunes, 14 de septiembre de 2020 · 12:58
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente Andrés Manuel López Obrador planteó esta mañana la cancelación del contrato de Pemex con Braskem, filial de Odebrecht, y su asociado mexicano Idesa, en relación al complejo Etileno XXI. El semanario Proceso en su edición que actualmente está en circulación, anticipó que la asociación Braskem-Idesa pretende reclamar una serie de contraprestaciones derivadas del contrato celebrado en el sexenio de Felipe Calderón, lo que implicaría, entre otras cosas, que Pemex adquiera el complejo Etileno XXI, por un monto en torno a los cinco mil millones de dólares.
Nota relacionada:  Saldos de un compromiso calderonista
Al considerar que el contrato está viciado de origen, el presidente López Obrador aseguró que el asunto es objeto de reversión en relación a la cláusula que estipula la obligación de que el gobierno mexicano deba comprar el complejo en caso de incumplimiento del suministro de gas que debe aportar Pemex. “Estoy planteando que ese contrato se cancele y se pueda llegar a un acuerdo con la empresa, pero desde luego no en los términos que ellos pudieran estar pensando de que, como hay un contrato y tiene que respetarse la legalidad pues tenemos que comprarles la planta, o seguirles pagando, seguirles manteniendo el subsidio. Eso no”.

Contrato con Braskem, viciado de origen

Según el presidente el gobierno tiene la posibilidad de demostrar el contrato está viciando de origen y eso bastaría para rescindirlo. El vicio en el contrato se refiere a las investigaciones en el caso Lozoya que implica al expresidente Felipe Calderón en una serie de transacciones fraudulentas incluidas en la denuncia de Emilio Lozoya. López Obrador dijo que esperan la conclusión de las investigaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) para posteriormente proceder. Expresó su confianza en el fiscal Alejandro Gertz Manero y sostuvo que, a diferencia del pasado, hoy no se simulan investigaciones para que se caigan en tribunales. Por lo pronto, el mandatario aseguró que se dejó de entregar etano al 30% y que se suspendió el subsidio de transporte. Estimó en una pérdida para la Federación de entre 10 mil y 15 mil millones de pesos. Finalmente expuso: “Es un contrato leonino que no puedo asegurar que tenga esa cláusula, pero tampoco lo dudaría, porque lo hicieron a la medida... contaban con todo el apoyo del gobierno de Felipe Calderón”.