Javier Corral acusa uso intimidatorio de la UIF en conflicto por el agua en Chihuahua

jueves, 17 de septiembre de 2020 · 19:10
CHIHUAHUA, Chih. (apro). - El gobernador de Chihuahua, Javier Corral, advirtió que es riesgoso utilizar los instrumentos estratégicos en el combate a la corrupción con un ánimo intimidatorio, como el congelamiento de cuentas de quienes participan en el movimiento de defensa del agua en la presa La Boquilla, del municipio de San Francisco de Conchos. "Eso lo hacen los regímenes autoritarios, los regímenes dictatoriales", señaló después de las declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador durante la conferencia mañanera. El gobernador chihuahuense dijo que el mismo presidente de la República rompió toda interlocución con el gobierno estatal y con los agricultores de la región centro-sur, en el que se buscaban soluciones respecto del pago del Tratado Internacional de Aguas y de extracción de las presas.

DEBES LEER:

https://www.proceso.com.mx/648577/la-toma-de-la-boquilla-contrapuntea-a-corral-con-amlo Corral reprochó la narrativa presidencial sobre el conflicto y señaló que, lejos que buscar un arreglo, el propio López Obrador ha abonado a la irritación de los agricultores, a quienes se ha comparado con delincuentes y ha involucrado a la Unidad de Inteligencia Financiera como un instrumento de presión e intimidación. “Se le está obligando a esta Unidad a generar procedimientos sin sustento, sin asidero (...). Me parece muy delicado que los instrumentos tan estratégicos en el combate a la corrupción se utilicen con ánimo intimidatorio. Eso lo hacen los regímenes autoritarios, los regímenes dictatoriales”, declaró. La mayoría de los integrantes del movimiento de defensa del agua no son los grandes agricultores que ha dicho el presidente, aclaró Javier Corral, ya que el 60 por ciento de las concesiones de agua de las presas es para ejidatarios y el 40 por ciento son pequeños propietarios, que cuentan con una superficie promedio de 5 hectáreas. Insistió en que la información que recibe el presidente no es la correcta, ya que desde que inició el conflicto sólo ha tenido una reunión con la Secretaría de Gobernación (Segob), el pasado 3 de diciembre, aun cuando Andrés Manuel López Obrador afirmó que han sido "muchísimas". El mandatario estatal dio a conocer que en Gobernación nunca ha existido ese tema, aún cuando los agricultores y productores esperaron seis meses para tener contacto con las autoridades federales, porque no quieren hablar con ellos y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) sólo ha pretendido echar al gobierno del estado toda la responsabilidad sobre el tema.

OJO:

https://www.proceso.com.mx/648550/javier-corral-acusa-corrupcion-dentro-de-conagua-que-permite-aguachicoleo Javier Corral recordó que por parte de su gobierno han ofrecido colaboración para generar las condiciones de diálogo y de encuentro, pero la federación canceló todo tipo de interlocución y suspendió las mesas de trabajo porque están empeñados en su versión única de las cosas. También rechazó la intención que Conagua tiene de trasvasar agua de la presa Las Vírgenes del municipio de Delicias y La Boquilla, para almacenarla en la presa El Granero, localizada en el municipio de Aldama, y seguir extrayendo después del 24 de octubre, fecha límite para el pago al Tratado. Pidió al gobierno federal que reconozca que Chihuahua, con la extracción del volumen de Las Vírgenes, ha aportado 42 por ciento del pago del Tratado en el actual quinquenio, que es mucho más del 38 por ciento que había aportado en años anteriores. La problemática, agregó, tiene que ver con una mala administración de las presas, tanto nacionales como internacionales, donde hay omisiones graves de funcionarios de Conagua que en 2015 no abonaron nada al Tratado, cuando había presas al 100 por ciento de su capacidad, además de su falta de actuación ante el robo que persiste en la cuenca del río Conchos. El gobernador insistió en que nunca han dejado de reconocer que hay una politización del tema, con actores de todos los partidos, que han tenido posturas más políticas que técnicas y que detrás de algunos de los manifestantes puede haber el interés de quienes están aprovechándose irregularmente del agua. “He dicho que la mayoría de quienes reclaman, se manifiestan, están preocupados por el almacenamiento y la capacidad de reserva de las presas para el próximo ciclo agrícola, porque no nos ha llovido como esperábamos”.