Bloque Negro se deslinda de la exigencia para que renuncie titular de la CNDH

viernes, 18 de septiembre de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La colectiva Okupa Bloque Negro, que mantiene tomadas las instalaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), se deslindó de la petición para destituir a la titular del organismo, Rosario Piedra, como exigía la colectiva Ni Una Menos, que ya abandonó el lugar. Este viernes, integrantes de la colectiva se reunieron con María Fabiola Alanís Sámano, titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, a quien entregaron un pliego petitorio de 14 puntos donde señalan que se quedarán en las instalaciones. “La Okupa de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos es un proceso histórico, la manifestación de hastío de las mujeres en México. Nos representa un espacio de disidencia, una casa de resistencia, de encuentro de todas las causas feministas, siendo esto la reparación del daño por toda la violencia que vivimos. Consideramos la importancia de que el espacio permanezca, ya que el Estado nos debe y es momento de cobrar esa deuda histórica”, se lee en el punto tres. También exigen inmunidad para las integrantes del Bloque Negro y la liberación inmediata de la estudiante Tania Elis Hernandez, quien fue detenida el 25 de agosto en la Ciudad de México y se encuentra en el penal de Santiaguito, en Almoloya de Juárez, acusada de haber participado en el incendio de las instalaciones de la FES Acatlán, en abril pasado. Nota destacada: SHCP emite lineamientos de austeridad: esto es lo que restringe y prohíbe Otro de los puntos es la exigencia de la renuncia del cuerpo policial de investigación que intervino en la detención de las mujeres que participaban en una toma simbólica de la Comisión de Derechos Humanos en Ecatepec, Estado de México. Y en el último punto del pliego se pide que el Estado garantice protección y resolución a las demandas de las madres de víctimas de feminicidio y desaparición. El jueves, Yesenia Zamudio --madre de la estudiante María de Jesús Zamudio, víctima de feminicidio en 2016--, quien lidera la colectiva Ni Una Menos, anunció su salida de la casa Okupa junto con otras víctimas, luego de diferencias con el Bloque Negro por el manejo de los donativos económicos y en especie. También por diferencias sobre si la CNDH debía ser o no un espacio separatista, sólo para mujeres, o acoger a todas las víctimas de la violencia. Nota relacionada: Integrantes del Frente Nacional Ni Una Menos abandonan CNDH; líder denuncia amenazas