Reconstrucción de viviendas y escuelas dañadas por sismos de 2017 concluirá este año

sábado, 19 de septiembre de 2020 · 20:58
PUEBLA, Pue. (proceso.com.mx).– Ricardo Cervantes Peredo, coordinador del Programa Nacional de Reconstrucción, aseguró que a finales de este año se concluirá la etapa de recuperación de aulas y de viviendas de familias que resultaron con daños totales o parciales por los sismos de 2017. Al hacer una evaluación de los avances que ha tenido este programa entre 2019 y 2020, el también subsecretario de Ordenamiento Territorial indicó que, ante la pregunta obligada sobre cuánto falta para terminar la reconstrucción por los sismos de 2017, confió en que este año se concluya con las prioridades establecidas que fueron en torno a vivienda y en escuelas. “De tal manera que, al finalizar este año, no habrá alumnos sin aulas ni familias viviendo fuera de sus hogares, así lo que faltará por atender el próximo año son los casos en los que los daños fueron menores”, subrayó. En el caso de templos y grandes hospitales que resultaron con mayores daños, asentó que “requieren periodos más largos para su reconstrucción”. “El próximo año, el Programa Nacional de Reconstrucción contará nuevamente con recursos del Presupuesto de Egresos de la Federación y seguramente podremos dar por concluida la reconstrucción en los estados donde hubo menos afectaciones y en otros estados podremos darla por concluida en alguno o algunos de los sectores en los que existe un mayor avance”, indicó Cervantes. Aunque aclaró que, en todo caso, se aplicará la promesa del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ofreció que el programa de reconstrucción “no se acaba, hasta que se acaba”. Al dar un informe sobre los avances, el funcionario indicó que entre 2019 y 2020 se han aplicado 35 mil millones de pesos en la reconstrucción de inmuebles dañados por los terremotos registrados hace tres años. Precisó que, de esta cantidad, 10 mil millones procedieron del presupuesto de la Federación y el resto del Fondo Nacional para la Atención de Emergencias (Fonden), de las aseguradoras, de recursos propios del IMSS y de donaciones que hicieron fundaciones. Un 75 por ciento de esos recursos, agregó, se han aplicado en las entidades que resultaron con mayores daños por los movimientos telúricos que fueron Oaxaca, Chiapas, Morelos y Puebla, y apuntó que los programas que se establecieron como prioritarios fueron la recuperación de vivienda y de escuelas. En vivienda, precisó que en los últimos dos años se aplicaron 6 mil 733 millones de pesos en 46 mil 803 acciones; en cuanto a escuelas, se ejercieron 10 mil 483 millones para 6 mil 351 acciones. También reportó que se han aplicado 4 mil 558 millones de pesos para 182 obras realizadas en el área de salud y 13 mil 832 millones de pesos para 2 mil 328 acciones en el sector cultural. Cervantes Peredo aseguró que el 70 por ciento de las obras programadas con esos recursos ya fueron concluidas, 11 por ciento está en proceso y un 19 por ciento está por iniciar.

Iglesias sin concluir

A través de un comunicado, la Dirección de Conservación de Bienes Culturales de la Arquidiócesis de Puebla dio a conocer que, al cumplirse tres años del terremoto, sólo se ha concluido la restauración del 50 por ciento de los templos que resultaron dañados. Agregó que en el 34 por ciento de los 584 inmuebles religiosos dañados, las obras están en proceso y en un 16 por ciento restante aún se encuentran en etapa de estudios de mecánica de suelo y de evaluación del daño. “La identificación de la comunidad con sus templos es importante porque es parte de su legado cultural; es el centro de identidad de una comunidad, es donde se vive y se manifiesta la fe de las personas”, señaló el vocero Francisco Vázquez Ramírez al hacer público el pronunciamiento de la Arquidiócesis.