Piedra Ibarra acusa de traidores y misóginos a exvisitadores de la CNDH

miércoles, 2 de septiembre de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tras la salida de José Martínez y Edgard Sánchez como directores de la Primera y Sexta visitadurías de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la presidenta del organismo, Rosario Piedra Ibarra, los acusó de traidores, ineficientes y misóginos. En un video transmitido en la cuenta de Twitter de la CNDH se ve a Piedra Ibarra descompuesta, transmitiendo un mensaje en su despacho, para dar respuesta a las cartas de renuncia de Martínez y Sánchez --divulgadas por medios de comunicación--, así como para avalar a su secretario ejecutivo, Francisco Estrada Correa, quien desde hace tiempo ha sido señalado por trabajadores despedidos de la CNDH de tener un amplio poder dentro de la institución. De acuerdo con el mensaje, el 26 de agosto pasado Piedra Ibarra pidió a Martínez y a Sánchez su renuncia por pérdida de confianza, al haber “traicionado” el compromiso de “convertir a la CNDH en un organismo autónomo cuya prioridad fuera la defensa y la promoción de los derechos humanos, y el acompañamiento a las víctimas”. La decisión –dijo-- también se fundó “en los nulos resultados de su trabajo”, y en que “varias víctimas y colectivos, cuyos casos fueron turnados a esas visitadurías, han estado acudiendo molestos y con reclamos porque después de seis o siete meses no se les había estado dando respuesta”. Luego de señalar que cuando nombró a Martínez y Sánchez, “activistas sociales”, su intención no era “buscar simbolismos, sino empatía con las víctimas, que se manifestara en el trabajo arduo, eficaz y eficiente”, acusó al entonces director de la Primera Visitaduría de incumplir con la encomienda de localizar a los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos. “Nunca imaginé que la persona en quien deposité mi confianza para dirigir la Primera Visitaduría fuera el instrumento para evitar cumplir con la parte que a la CNDH corresponde para esclarecer el paradero de los 43 estudiantes de Ayotzinapa (…) El director no presentó análisis del expediente, como era el compromiso de valorar el alcance de la recomendación 15VG/2018”, dijo Piedra al descartar la supuesta pretensión de “torcer las investigaciones del caso Iguala”. La presidenta acusó a Martínez y a Sánchez de violar “el código de ética de la CNDH cuando declararon que este organismo no es autónomo, por lo que se les conmina a presentar evidencias”. Tras sostener que “nunca antes la CNDH había actuado con total autonomía del gobierno en turno, cualquier fuerza o partido”, como en su gestión, dijo que ambos exfuncionarios no se han despojado de una “ideología misógina y machista”, al considerarla “incapaz de tomar decisiones”, para dejar que sea su secretario ejecutivo, Francisco Estrada, quien las tome. El mensaje de Piedra Ibarra fue emitido después de divulgarse en redes sociales movilizaciones de familiares de víctimas de diversos estados para solicitarle un pronunciamiento por diversas violaciones a derechos humanos. De acuerdo con los mensajes transmitidos, algunas de las víctimas se ataron a las sillas de la sala de juntas de la sede del organismo, en el centro histórico de la Ciudad de México, luego de reunirse con la presidenta y ser remitidos a sus entidades federativas, por considerar que los casos son de índole local.