López-Gatell sugiere a investigadores de Querétaro que desarrollan una vacuna que acudan a Conacyt

lunes, 21 de septiembre de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (Proceso). – El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, recomendó al Laboratorio de Inmunología y Vacunas de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Autónoma de Querétaro que desarrolla una investigación para generar una vacuna contra el covid-19 que se acerquen al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), rectora de la política de ciencia y tecnología en el país. “Puedo suponer que las personas investigadoras de este equipo de la Universidad de Querétaro posiblemente pertenecen al Sistema Nacional de Investigadores, al que pertenecemos muchos de los que nos dedicamos a esto, y saben cuáles son los caminos para proponer proyectos a Conacyt que pudieran ser financiados como apoyos a la investigación”, comentó en la conferencia de prensa vespertina sobre covid-19. En su opinión, es alentador que la comunidad científica de México tenga la capacidad de desarrollar proyectos encaminados a la generación de una vacuna, pero aclaró que, en realidad, es mucho más complejo de lo que parece cuando se habla de ya empezar a producir la vacuna, pues entre la fase preclínica y la fase clínica y el desarrollo final hay un mundo de distancia. “Generalmente son muchos años de trabajo y de investigación antes de que un prototipo de vacuna o de candidato a vacuna pueda ser viable”, reiteró. El domingo, investigadores del proyecto de vacuna contra el covid-19 que desarrolla la UAQ anunciaron que éste arrancó su fase preclínica, con pruebas de seguridad, toxicidad e inmunogenicidad en animales. Sobre unas eventuales marchas para defender la utilización del dióxido de cloro para prevenir, tratar o curar el covid-19, el subsecretario reiteró que no existe demostración científica sobre su utilidad en México ni en el mundo. “No hay ninguna evidencia científica disponible, la hemos buscado intencionalmente a medida de que en las redes sociales y ciertos grupos de opinión se ha propagado la idea de que dióxido de cloro, una sustancia que se puede usar para el proceso de desinfección utilizada en dosis bajas, se habla de 20 o 30 gotas en un vaso de agua pudiera ser un producto benéfico para prevenir, tratar o controlar el Covid-19”. Además, comentó que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) no ha recibido ninguna solicitud de evaluación, basada en los criterios técnicos que se requiere en un expediente de solicitud de regulación sanitaria, para autorizar dióxido de cloro. “Quien lo esté promoviendo tendrá que hacerse responsable de la recomendación que está haciendo. Existen preocupaciones de que pudiera excederse esta dosis mínima que se propone y entonces ser tóxico, ser dañino para la salud y por lo tanto la secretaria de Salud ni el gobierno de México recomiendan el uso del dióxido de cloro como un medicamento potencialmente útil contra covid-19”, añadió. En cuanto a los 5 años de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los cuales indican que por la pandemia hubo un impasse en el cumplimiento de los mismos, mencionó que no existe una evaluación definitiva sobre cuales pudieron estar afectados en el caso mexicano, pero consideró que varios sí fueron dañados. “Con la pandemia, casi todos los servicios sociales y públicos quedaron afectados temporalmente, en términos de su capacidad, en términos de su intensidad de operaciones”, indicó y puso como ejemplo el diferir la vacunación de perros y gatos, la cual se reanudará próximamente. https://twitter.com/cenaprece/status/1308210377566502912?s=20 Otro ejemplo, distinto, fue la vacunación de niñas y niños que siguió, pero de manera diferente para no perder la continuidad. Y en días próximos se hablará de la Guía de Continuidad de Operaciones de la Atención Médica en las Instituciones de la Administración Pública Federal que el domingo 20 se publicó en el Diario Oficial de la Federación, para reactivar los servicios de atención médica no covid-19. “Hay rezagos, hay pendientes, pero lo que todos los países hicieron fue privilegiar, salvar vidas, respecto a covid-19, pero lo otro también es importante. Muchos países lo que estamos haciendo es instrumentar medidas de continuidad de operaciones para ir recuperando esta atención”, comentó.
Vacunación de influenza
Finalmente, López-Gatell anunció que el próximo 1 de octubre iniciarán, aquí con el liderazgo de la doctora Miriam Veras, directora del Centro Nacional para la Infancia y la Adolescencia y coordinadora General del Programa Nacional de Inmunización, la temporada de vacunación de la influenza y tendrán y mostrarán un puesto de vacunación. “Será en la tarde. El año pasado lo hicimos en la mañana, pero como ahora tenemos el espacio de la conferencia covid-19 pues lo haremos aquí. Son 18 millones de dosis, número redondo, son poquito más de 18 millones de dosis, es lo que se administrará para este año. Típicamente se administraban 15 millones de dosis, números redondos, para la Secretaría de Salud. Si consideramos todo el sector salud, cuando hablo de la Secretaría estoy hablando de la Federal y de las 32 estatales, para el conjunto del sector salud serán 36 millones de dosis, típicamente utilizábamos entre 30 y 32 millones ahora hemos incrementado un poco la dotación”, agregó. Destacó que las personas a las que está indicada son las poblaciones de riesgo, que son muy semejantes a las de covid-19: personas mayores de 60 años que tienen enfermedades crónicas, diabetes, hipertensión, obesidad, enfermedad pulmonar y cardiaca crónica, inmunosupresión, cáncer, el uso de esteroides, infección por VIH, etcétera. Y también, mujeres embarazadas y en el caso de influenza pero no de covid-19 niños menores de cinco años.