Proceso interno en Morena costaría 21 mdp; así es la 'encuesta de reconocimiento”

martes, 22 de septiembre de 2020 · 17:03
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El techo de gasto estimado para el proceso interno de Morena es de 20.9 millones de pesos, monto que incluye el costo de las dos encuestas para definir a la nueva presidencia y secretaria general morenistas, cuya primera fase comenzó hoy. El Instituto Nacional Electoral (INE) y las empresas encuestadoras expusieron la metodología de la “encuesta de reconocimiento”, que busca reducir, de 100 candidatos a la dirigencia morenista (47 a la presidencia y 53 a la secretaría general) a sólo 12 (6 y 6), para ambos cargos. Estos serán definidos en la fase dos: la encuesta abierta a levantarse del 2 al 8 de octubre. En las entrevistas que comenzaron hoy, la pandemia de covid-19 estará como tema de conversación con 4 o 5 preguntas durante la aplicación de las encuestas, para hacer menos pesada su aplicación y, para evitar contagios, los entrevistadores deberán aplicar protocolos de sanidad, informaron. Además, dieron detalles de los blindajes aplicados para eliminar posibles sospechas y el riesgo de impugnaciones, aunque, expuso a nombre de las encuestadoras Francisco Abundis, de Parametría, “la solidez metodológica no siempre puede remediar la controversia política”, pero el ejercicio será riguroso. Nota relacionada: Encuesta de reconocimiento para la dirigencia de Morena arranca este martes Por eso anticipó desde ahora “cualquier otro ejercicio en redes o publicado en medios no es comparable con esta medición”, pues ésta será cara a cara, en una muestra estratificada en vivienda, con 3 encuestas espejo a realizarse por las firmas Parametría, Demotecnia 2.0 y Mendoza y Asociados. La impugnación “me parece que es un fantasma que de por sí está ahuyentado, no va a ocurrir, en un ejercicio serio como el que se está planteando vamos a obtener un resultado estadísticamente cierto”, declaró el consejero Ucc Kib Espadas. Estamos arropados, los militantes y aspirantes podrán ejercer sus derechos a la impugnación pero “lo que si cuidamos es que todo lo que estamos haciendo pueda ser constatable a través de pruebas”, pues la base de datos será pública y cada entrevista podrá ser georreferenciada, expuso la consejera Claudia Zavala Pérez. Nota de interés: Normalistas de Ayotzinapa vandalizan la sede del Poder Judicial en Iguala La consejera estableció, a pregunta expresa sobre el cruce de acusaciones entre los aspirantes a la dirigencia, que no hay campañas, pues no existe esa fase dentro de la contienda morenista, según determinó el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), y en las encuestas todos tendrán trato equitativo. En rueda de prensa virtual participaron además de los consejeros, Abundis, de Parametría; Rodrigo Galván de las Heras, de Demotecnia, así como Patricia Romero y Carlos Erwin Rodríguez, --expertos designados por el INE para integrar el grupo de especialistas que elaboró la metodología--, y Patricio Ballados, director ejecutivo de Prerrogativas y Partidos del INE. Explicaron que las empresas encuestadoras visitarán y entrevistarán a miles de ciudadanos, y aplicarán preguntas filtro hasta dar con ciudadanos que sí sean militantes o simpatizantes de Morena, quienes serán encuestados. A cada militante o simpatizante identificado se le aplicará sólo una encuesta para un cargo, debido a que ésta se prevé larga, de 15 minutos cada una. Por eso se le preguntará si conoce o ha escuchado sobre todos y cada uno de los 47 candidatos a la presidencia o bien, sobre los 53 a la secretaria general. Esto porque se estimó porque sería cansado preguntar sobre los dos cargos (con 100 nombres), pues eso extendería la entrevista a 25 minutos. Para evitar el cansancio del entrevistado y al mismo tiempo se eliminen sesgos, todos los candidatos serán mencionados por el entrevistador. La tableta electrónica con que fueron dotados los encuestadores –cada uno identificable con chaleco del INE- enlistará a todos los candidatos en bloques de 10 u 11 nombres y éstos se rotarán de forma aleatoria. “Todos los candidatos van a ser nombrados de forma aleatoria, de modo que habrá encuestas en las que estarán ubicados al principio de la lista, en medio o al final, por lo que serán mencionados en términos de equidad”, dijo Rodrigo Galván. Además, entre bloque y bloque de aspirantes se harán 4 o 5 preguntas sobre la pandemia, si conocen a alguien que haya enfermado o cómo les ha afectado el virus, con el fin de reducir el estrés o cansancio que pudiera generar la entrevista, agregó. Rodríguez explicó que cada encuestadora realizará mil 500 entrevistas efectivas, 750 para secretaria y 750 para presidencia. Entre las tres encuestadoras sumarán 4 mil 500 en total, de las cuales 2 mil 250 serán para presidencia y 2 mil 250 para secretaría. Aclaró que no se va a entrevistar al ciudadano que salga cuando se toque a su puerta, sino que se va a analizar la composición de todos los habitantes de la vivienda y la selección sobre quién será encuestado la realizará el dispositivo móvil al azar. “Cualquier persona que pase en la calle, no cuenta con estas características, por lo que si alguien quiere acercarnos gente, acarrear, no va a ser posible”, aseguró Salazar.