Diputados avalan ley para que ningún funcionario pueda ganar más que AMLO

miércoles, 23 de septiembre de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Cámara de Diputados aprobó por mayoría una nueva Ley Federal de Remuneraciones, en la que se determina que ningún funcionario podrá ganar más que el presidente de la República. La norma, que sustituye a la aprobada en noviembre de 2018, salió adelante en lo general con 300 votos a favor de Morena, PT, MC, PES y PVEM, mientras que 64 legisladores del PAN y PRD lo hicieron en contra. La bancada del PRI sufragó en abstención. El Senado recibirá la nueva ley para su votación. La anterior recibió una lluvia de amparos y controversias constitucionales y fue invalidada en varios de sus artículos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), cuyas observaciones, a decir de los legisladores de Morena y bancadas aliadas, han quedado subsanadas. Es la tercera vez que la ley de remuneraciones se vota en San Lázaro. En esta ocasión la nueva norma hace diversas modificaciones a los artículos 75 y 127 de la Constitución. Nota relacionada: Senado prohíbe “chanclazos”, “pellizcos” y “cinturonazos” como método correctivo Con el voto a favor de los diputados de Movimiento Ciudadano (MC) se rompió, al menos en esta votación, el bloque opositor que encabeza Acción Nacional (PAN) junto con el Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD). La mayoría morenista y aliados rechazaron incorporar a la iniciativa todas las propuestas de modificaciones presentadas por legisladores del PAN y el PRI. La bancada de Morena sólo aprobó una que presentó su propia fracción parlamentaria, donde propuso modificaciones a 34 artículos y la adición de uno transitorio. Legisladores del PAN, PRI y PRD cuestionaron las “prisas” y la falta de sustento en la iniciativa empujada por Morena. Recordaron que la misma ley se les ha caído dos veces y vaticinaron que ocurrirá lo mismo con la aprobada este miércoles. Artículo de opinión: ¿Cuánto debe ganar el presidente? Asimismo, acusaron falta de rigor en su redacción y coincidieron en señalar que la bancada de Morena tenía claro el mandato de “cumplir el capricho” del presidente Andrés Manuel López Obrador. Pablo Gómez, autor intelectual de la nueva ley, rechazó insuficiencias en la iniciativa aprobada y negó que se trate de un capricho del presidente. “Se trata de un clamor popular”, lanzó. Artículo de opinión: Sueldos: la rebelión de los arrogantes