AMLO se disculpa a nombre del Estado con padres de los normalistas de Ayotzinapa

sábado, 26 de septiembre de 2020 · 13:19
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).– Al cumplirse seis años desde la desaparición de 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, el presidente Andrés Manuel López Obrador garantizó avanzar en las investigaciones, no proteger a ningún implicado y ofreció una disculpa de Estado. “Quiero ofrecer disculpas en nombre del Estado, porque estamos ante una gran injusticia cometida por el Estado Mexicano. Es un asunto de Estado y por eso ahora el Estado tiene que reparar el daño y aclarar lo que sucedió, y tiene que entregar buenas cuentas y hacer justicia y ese es nuestro compromiso”, dijo.
Nota relacionada:
A seis años de Ayotzinapa: “No se trata sólo de cambiar la narrativa” Durante un acto en Palacio Nacional, en el que se rindió un informe sobre los avances en la investigación en presencia de los padres de los desaparecidos, el mandatario mexicano reiteró su voluntad de resolver el caso, actuando inclusive contra miembros del Ejército Mexicano que, adelantó, ya hay giradas órdenes de aprehensión en proceso de cumplimentarse. La realización del informe no estuvo exenta de reclamos por la falta de resultados, aunque también de expresiones de confianza por los padres de los jóvenes que, en un acto simbólico, entregaron prendas bordadas con mensajes de exigencia de justicia. Por su parte, el presidente respondió asegurando que en su gobierno no se construirán versiones oficiales por prisa, “verdades históricas”, y ofreció que solo se cerrarán expedientes cuando se cuente con el consenso de las familias respecto a las conclusiones. La emotividad del acto se acentuaba en las consignas que en diferentes momentos coreaban los asistentes de principio a fin, a lo largo de dos horas de exposiciones que culminaron con el mensaje presidencial. En su intervención, López Obrador reiteró el compromiso de esclarecer los hechos “que se conozca la verdad, la auténtica verdad”, que se sepa el paradero de los jóvenes y se castigue a los responsables de los hechos de Iguala.
Nota relacionada:
Avances en caso Ayotzinapa deben impulsar investigación de 75 mil desapariciones: ONU-DH Las expresiones del presidente abundaron en la legitimidad de su gobierno y el rechazo de tener compromiso con grupos de intereses creados; mencionó hasta las encuestas que aprueban su gestión para luego asegurar que está al servicio del pueblo. Además, refrendó la garantía de que no habrá impunidad ni siquiera con el Ejército; destacando que lejos de debilitar a la institución, esta saldrá fortalecida si acepta ilegalidades. Ahí, anunció que ya hay órdenes de aprehensión contra militares presuntamente vinculados con la desaparición de los 43 estudiantes. Como en esos casos, dijo, “cero impunidad”, pues todos los que hayan participado en el hecho y se demuestre, serán juzgados. Las alusiones al pasado fueron una constante en el mensaje presidencial que inclusive, expuso, las autoridades de los tres poderes “no se van a cansar”, una expresión que alude a lo dicho durante el acto en el que se presentó la “verdad histórica”, por el entonces procurador general, Jesús Murillo Karam. El mandatario confió en que pronto se tengan buenos resultados, destacó el trabajo del fiscal Alejandro Gertz Manero y reiteró que se buscará alos repsonsables y no sólo a chivos expiatorios. Además, dedicó un amplio mensaje sobre el Poder Judicial, advirtiendo que como en los otros poderes, el Ejecutivo y el Legislativo, sigue habiendo corrupción y mencionando el caso del soborno que estuvo a punto de dejar en libertad a José Ángel Cazarrubias, “El Mochomo”. Sin embargo, confió en que el Consejo de la Judicatura sea vigilante de la conducta de los jueces. Al finalizar el mensaje, después de entonar el Himno Nacional, los asistentes, con el presidente inlcuído, contaron del 1 al 43 y relanzaron las consignas por la aparición de vida y las revindicaciones por los jóvenes desaparecidos.