Protesta feminista 'una provocación”; en toma de CNDH hay infiltrados: AMLO  

martes, 29 de septiembre de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Reiteraciones en los llamados a la protesta sin violencia, minimización de las manifestaciones y una definición por no proceder judicialmente para que no lo acusen de represor, resumen las posiciones que hoy, tras insistir en el ejemplo de su propia trayectoria opositora, fijó el presidente Andrés Manuel López Obrador. Largas las intervenciones, el mandatario expresó en las referencias al desarrollo de la manifestación abortista de ayer y a la toma de oficinas de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) que se mantiene desde hace semanas, su convicción de que hay apoyo de grupos económicos conservadores y también manifestaciones genuinas. En cualquier caso, dijo, se mantendrá en evitar acciones represivas. “No son grandes mítines y se está ejerciendo el derecho a manifestarse. Lo que ha habido son actos de provocación, violencia, que no han pasado a mayores afortunadamente. Ha actuado con mucha responsabilidad y prudencia el gobierno de la Ciudad de México. Y nuestro exhorto es a que se mantengan los derechos a la libre manifestación de manera pacífica, sin violencia”, dijo.
Te recomendamos: CDMX: Mujeres encapuchadas chocan con policías en marcha por despenalización del aborto
El presidente insistió en su vocación pacifista, para emitir un alegato sobre su propia trayectoria y considerar que las protestas deben ser pacíficas, mencionando que si bien, usar bombas molotov o actuar con violencia puede ser llamativo y espectacular, la lucha pacífica es la mejor vía, aunque es más difícil y larga. Ayer, durante una marcha a favor del aborto, un contingente de participantes confrontó a las agentes de policía y tránsito que les impidieron el paso al Zócalo capitalino. De manera oficial, 13 manifestantes resultaron heridas, así como 36 policías de la Ciudad de México. Los hechos ocurrieron coincidiendo con el señalamiento de la jefa de gobierno, Claudia Sheinbuam, sobre María Gasca Acevedo, una activista que apoya la toma de la CNDH por colectivos feministas y de víctimas, que ayer también reveló que era ejecutiva de GinGruop, una empresa de outsourcing propiedad del empresario Raúl Beyruti, quien es señalado por el gobierno federal de prácticas fiscales indebidas. “No mostraremos pruebas, porque entonces se victimizan, eso es lo que quieren, señalarnos como autoritarios y no, no somos iguales. Nosotros venimos de una lucha de muchos años a favor siempre de la justicia y en contra de la represión, están buscando por todos los medios, que caigamos en una provocación, y no. No tienen ni siquiera porque encapucharse porque no somos represores”, dijo hoy el presidente.

Acusa infiltrados en la toma de la CNDH

El mandatario recordó que fue criticado cuando señaló que había manipulación de “conservadores” en las manifestaciones feministas, aunque admitiendo que también hay quienes protestan de manera genuina. De hecho, al mencionarle a víctimas, dijo respetar y ser solidario, aunque dejó claro que estaba informado sobre lo que ocurre en la polémica toma de la CNDH, al referir los conflictos entre colectivos. “No dudo que tengan toda la razón (las víctimas) y merezcan todo mi respeto y solidaridad, pero incluso sobre ese tema, las que estuvieron ahí primero se salieron porque llegaron otras mujeres, incluso hombres, y la casa estaba tomada y metieron alcohol, y hubo inconformidades por eso, al interior. Y por eso hubo una escisión, ahí es donde llegaba la señora (Gasca Acevedo) esta que mencionó ayer, Claudia (Sheinbaum), a entregar los apoyos y a hacer activismo. “No sé como esté (la relación de colectivos dentro de la CNDH). Pero lo que quiero comentarle en cuanto a eso, es de que no hay mucha transparencia. Pero de todas maneras van a tener garantizada sus libertades”, dijo. También consideró que las protestas son numéricamente inferiores que ni siquiera representan riesgos de contagio por covid 19; se afirmó en el respaldo popular de su gobierno, e insistió en que su gobierno atiende a diario la violencia de género. Asimismo, consideró que el movimiento feminista debe tener cuidado con las infiltraciones, pues hay mucha gente molesta en el país por los cambios que realiza su gobierno.