Rusia venderá 32 millones de dosis de su vacuna Sputnik a farmacéutica mexicana

miércoles, 9 de septiembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La farmacéutica mexicana Landsteiner Scientific amarró un acuerdo con el fondo de riqueza soberana de Rusia para exportar 32 millones de dosis de su vacuna “Sputnik-V” contra el coronavirus.

De acuerdo con información de las agencias Reuters y AFP, la entrega de la vacuna a México comenzará en noviembre, siempre que obtenga la aprobación de los reguladores mexicanos, según el comunicado difundido por el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF).

Te recomendamos: Rusia pone en circulación el primer lote de su vacuna contra el coronavirus

La revista científica The Lancet publicó el pasado viernes un estudio preliminar sobre una vacuna rusa que mostró que permite desarrollar una respuesta inmunitaria sin efectos indeseables graves.

Según The Lancet, la vacuna, bautizada con el nombre de "Sputnik V", fue aplicada a 76 voluntarios y generó "anticuerpos neutralizantes" del covid-19.

Sin embargo, el artículo acota que aún se precisan "ensayos de gran envergadura".

Este será el objetivo del ensayo de la fase 3, que incluirá 40 mil participantes, explica.

La "Sputnik V" consta en realidad de dos vacunas, administradas en sendas inyecciones a tres semanas de intervalo, detalló el estudio publicado en The Lancet.

Te puede interesar: Rusia vacunará esta semana a voluntarios en la tercera fase de ensayo de su vacuna Sputnik V

Se trata de una vacuna de "vector viral": utiliza dos adenovirus humanos -familia de virus muy común, responsables sobre todo de los resfriados-, que son transformados para agregar el virus SARS-CoV-2, causante del covid-19.

Cuando el adenovirus modificado penetra en las células de la persona vacunada, ésta fabrica una proteína típica del SARS-CoV-2, enseñando así a su sistema inmunitario a reconocerlo y combatirlo, explica el autor principal del artículo, Denis Logounov, del Instituto Gamaleïa.

La publicación se basa en dos pequeños estudios conducidos entre un total de 76 adultos voluntarios, entre 18 y 60 años, en buen estado de salud. Fueron realizados entre el 18 de junio y el 3 de agosto por investigadores de los ministerios rusos de Sanidad y Defensa y financiados por el primero.

Ambos concluyeron que ninguno de los dos componentes de la vacuna provocó "efectos indeseables graves" y que su administración sucesiva "generó la producción de anticuerpos" en todos los participantes, incluidos "anticuerpos neutralizantes" del covid-19.