Sánchez Cordero se reúne con mujeres que mantienen tomada la CNDH

miércoles, 9 de septiembre de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Madres de víctimas de feminicidio y violencia sexual, quienes mantienen tomadas las oficinas de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), se reunieron con la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, para dar cauce a sus demandas, sin condicionar con ello la entrega del edificio de Cuba 60. Mujeres del colectivo Ni Una Menos, acudieron a la dependencia convocadas por Sánchez Cordero, quien --sin la presencia de la presidenta de la CNDH, Rosario Piedra Ibarra-- ofreció “avanzar con ellas en sus reclamos y darles solución como Estado mexicano”. La exministra encomendó la atención de las mujeres a Fabiola Alanís Sámano y Paulina Téllez Martínez, titulares de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) y de la Unidad de Apoyo al Sistema de Justicia, así como a la secretaria técnica del Grupo Interinstitucional de Estrategias contra las Violencias (GIEV), Alicia Leal Puerta. Durante la reunión, a la que asistió personal de la Fiscalía de la Ciudad de México, Sánchez Cordero instruyó a Téllez a establecer mesas de justicia para revisar los casos de las manifestantes, y a Alanís Sámano a realizar visitas en los estados para recoger las demandas de las víctimas. Nota relacionada: Rosario Piedra Ibarra denuncia destrucción de expedientes en toma de la CNDH Si bien las funcionarias se comprometieron a acompañar los casos presentados y realizar un segundo encuentro, el próximo jueves 17, Alicia Leal las conminó a que “sigan insistiendo en el acceso a la justicia en sus estados y localidades, porque estos delitos son --la mayoría-- del fuero común”. No obstante, reconoció que a través de la Unidad de Apoyo al Sistema de Justicia se hará una revisión de los casos, para identificar si hubo funcionarios que actuaron de manera “negligente, debido a que las víctimas no han sentido que han tenido la adecuada respuesta”. Al término del encuentro, Erika Martínez, madre de una niña víctima de abuso sexual en 2017, y Yesenia Zamudio, madre de una joven asesinada en 2016, expresaron su satisfacción por haber sido escuchadas. La abogada Jenny Godínez, del Frente Nacional Ni Una Menos, señaló que durante la conversación “no se negoció para nada la entrega de las instalaciones de la CNDH”. Tras destacar que las funcionarias de la Secretaría de Gobernación se mostraron conscientes de que hay “una deuda histórica con las víctimas”, destacó que no están dispuestas a entregar las oficinas de Cuba 60 sin resultados concretos. Nota relacionada: “Claro que no me gustó”, dice AMLO sobre toma de inmueble de la CNDH De igual manera, mencionó que presentaron ante Sánchez Cordero las exigencias planteadas el pasado viernes 4 durante la toma de las oficinas de la CNDH, entre ellas el reconocimiento de los feminicidios y emitir una alerta nacional de violencia de género en consecuencia; eliminar el “discurso patriarcal de la clase política”; integrar las fiscalías especializadas en búsqueda y comisiones de búsqueda en todos los estados, y crear unidades especiales para la atención a violencia de género. Las mujeres pidieron que no haya represalias por la toma del edificio y que la CNDH se pronuncie a favor de las víctimas ante las fiscalías del país, y que les exija que actúen “con imparcialidad, diligencia y respeto hacia las víctimas”. [embed]https://www.proceso.com.mx/647040/cndh-busca-dialogo-para-recuperar-oficinas-colectivo-exige-renuncia-de-rosario-piedra[/embed] Jenny Godínez informó que en las próximas horas llegarán más personas del noroeste del país, víctimas de agravios, quienes se instalarán en las oficinas de Piedra Ibarra, ahora utilizadas para dar refugio a víctimas de violencia.