Vacunas

Segunda dosis de vacuna podría aplicarse hasta 45 días después: López-Gatell

Tras la reducción del número de dosis de la vacuna de Pfizer contra el covid-19, Hugo López-Gatell dijo que se estudia la posibilidad de aplicar la segunda dosis 45 días después de la primera, y no 21 como se tenía contemplado originalmente.
martes, 19 de enero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El grupo técnico asesor de vacunación sesiona este martes con un propósito: analizar si es factible ampliar el plazo de aplicación para la segunda dosis de la vacuna de Pfizer contra el covid-19.

El propósito es ganar tiempo para cubrir el retraso en las entregas de la farmacéutica, que el pasado fin de semana anunció una modificación en su calendario de entregas globales.

La información fue dada a conocer por el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, quien detalló que el grupo integrado por científicos revisará la evidencia sobre la aplicación del refuerzo hasta 45 días después de la primera dosis.

La ampliación duplica el tiempo originalmente estimado de 21 días y, según el funcionario, dicha revisión está basada en una recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre extender el periodo entre las dos dosis de la vacuna de Pfizer que es la que actualmente se aplica en México.

López-Gatell mencionó que el pasado 8 de enero la OMS planteó la posibilidad de extender el intervalo entre dosis hasta 45 días, luego de encontrar evidencia científica que concluyó que durante ese período no se afecta la eficacia del antígeno ni la duración de la inmunidad.

La inmunidad contra el virus y la enfermedad Covid 19, con la vacuna de Pfizer, se alcanza en un 80% con la primera dosis y el refuerzo, originalmente proyectado para 21 días, tiene una efectividad de hasta 94%.

El problema es la producción de vacunas que, siendo baja, ha motivado alteraciones en la precisión de las fechas.

El fin de semana, Pfizer anunció una modificación en su plan de entregas internacionales, argumentando una petición de Naciones Unidas para concentrar dosis destinadas a países pobres, lo que México, por haber sido el país que propuso la medida el año pasado, aceptó de inmediato sufriendo ya la primera reducción de 400 mil dosis previstas para recibirse hoy, a solo 219 mil dosis.

Lo anterior y una adaptación de los procesos industriales para ampliar la producción motivaron una reducción que impactará los planes de recepción de vacunas desde ahora y hasta la segunda semana de febrero conforme a lo previsto.

Ayer, el presidente López Obrador aseguró que las segundas dosis estaban garantizadas y que inclusive se había creado una reserva para la aplicación a quienes desde el pasado 24 de diciembre han estado recibiendo la vacuna. Sin embargo, la intervención de López-Gatell, durante la conferencia de prensa presidencial, reflejó la emergencia ante la decisión del laboratorio belga:

“Podríamos tener nuevas adaptaciones del plan de vacunación para cubrir este retraso en la entrega de la vacuna, tener ampliación de cobertura y, cuando se superen las dosis, continuar con las segundas aplicaciones”, dijo.

La conferencia presidencial de este martes tuvo como mensaje central la vacunación y, como parte de este, la garantía de que se cumplirá el plan de inmunizar a personal médico, adultos mayores y personal del sector educativo en estados con semáforo epidemiológico verde al finalizar marzo.

Por su parte, el canciller, Marcelo Ebrard, presentó el calendario de entregas contemplado, aunque aún sujeto a la aprobación sanitaria de las vacunas CanSino y Sputnik V, de manera que garantiza el cumplimiento del objetivo en el primer trimestre toda vez que Pfizer repondría sus entregas a partir de la tercera semana de febrero con un incremento en el volumen de los embarques.

Con lo anterior, la política de vacunación es de precisión en las fechas para la segunda dosis, lo que altera por días el plan original, aunque en síntesis, el gobierno confía en cumplir sus metas para el primer trimestre del año en vacunación.

Comentarios