Cámara de Diputados

Fernández Noroña "sigue con una actitud envalentonada": diputada panista Adriana Dávila

Adriana Dávila Fernández destacó que una de las características más importantes “de los violentadores es no reconocer que cometen violencia contra las mujeres”.
viernes, 22 de enero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La diputada federal panista Adriana Dávila Fernández arremetió de nueva cuenta contra su par Gerardo Fernández Noroña, a quien acusó de no importarle la determinación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que le ordenó disculparse de manera pública por la violencia de género ejercida contra ella.

En entrevista con el portal político.mx, la legisladora consideró que el vicecoordinador de la bancada del Partido del Trabajo (PT) en San Lázaro “sigue con una actitud envalentonada”.

Recordó que el TEPJF encontró a Fernández Noroña responsable de ejercer violencia política de género, y que debe ofrecer una disculpa pública “y no repetir el patrón que ha venido repitiendo en estos varios años”.

Dávila Fernández destacó que una de las características más importantes “de los violentadores es no reconocer que cometen violencia contra las mujeres”, así como asumir “actitudes soberbias, engrandecerse y retar a las instituciones para decir: ‘a mí no me van a hacer nada, porque soy muy poderoso’”.

La panista señaló que esas manifestaciones de poder son las que “tienen a miles de mujeres bajo tierra”, por lo que de no denunciarlas “estaríamos siendo cómplices de todo lo que venga y pueda suceder para el resto de las mujeres”.

En días pasados la Sala Superior del TEPJF confirmó que Fernández Noroña ejerció violencia política de género en contra de la diputada del Partido Acción Nacional (PAN) y sentenció que, de no emitir una disculpa pública, el diputado podría resultar inelegible para un cargo popular en las elecciones del 6 de junio próximo.

Al hallársele responsabilidad, el petista deberá acudir a cursos de sensibilización y, a fin de restablecer la dignidad, reputación y derechos político-electorales de la denunciante, tendrá que emitir una disculpa pública “en la que reconozca la comisión de los hechos y la aceptación de la responsabilidad derivada de las expresiones denunciadas”. 

En la sentencia, el legislador fue apercibido que de no proceder conforme a lo ordenado y emitir esas medidas de reparación, “se le impondrán medidas de apremio, como su inscripción en el Registro Nacional de Personas sancionadas en Materia de Violencia Política de Género”.

Los magistrados rechazaron los alegatos del petista, en el sentido de que sus dichos no estaban dirigidos a la panista, que están amparados en el ejercicio de la libertad parlamentaria y legislativa, y que sólo ejerció su libertad de expresión.

Ante el mandato del TEPJF, Fernández Noroña ofreció una disculpa pública, pero no a su colega, sino a dos magistrados por incluirlos en la lista de los que llamó “mapaches electorales de cuello blanco”, quienes –dijo-- pretenden acabar con su carrera política.

Este caso se derivó de una reunión el 5 de octubre de 2019 realizada en el Congreso de Tlaxcala –de donde es Dávila-- y en la que el petista dijo: “me comentan que hay una diputada que fue senadora y que está vinculada a este tema y que es más bocona que la chingada, no sé si sea cierto o no, pero en Tlaxcala siguen los problemas, pásenme elementos para ponerle una chinga la próxima vez que abra la boca”. 

La referencia del petista fue en relación con la comisión de delitos de trata de personas en los que –según Noroña-- habría participado la legisladora. 
 

Comentarios