Coronavirus

Producción mundial de vacunas ya está comprometida, recuerda el gobernador de Yucatán

El gobernador de Yucatán consideró una "buena noticia" la autorización para que los estados puedan comprar vacunas contra el covid-19, pero recordó que será difícil conseguirlas, pues la producción ya está comprometida con los gobiernos de los países
viernes, 22 de enero de 2021

MÉRIDA, Yuc. (apro).- El gobernador Mauricio Vila Dosal reconoció que, si bien la autorización para que los gobiernos estatales puedan comprar vacunas contra el coronavirus es buena noticia, difícilmente podrán conseguirlas en lo inmediato, dado que la producción mundial ya está comprometida con los gobiernos de las naciones todo este año y parte de 2022.

El mandatario yucateco, quien encabeza la comisión de Salud de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), recordó la insistencia en las gestiones ante el gobierno federal para que se abriera la posibilidad de que los estatales pudieran adquirir las vacunas.

En ese sentido, consideró como una “muestra de sensibilidad” la decisión del presidente Andrés Manuel López Obradora de autorizar que los gobiernos de los estados e incluso empresas puedan comprarlas.

“Esta es una buena noticia, pero también es importante señalar que hay que ser realistas con este tema, de que la producción ya está comprometida”, admitió.

En una entrevista informó que, en el caso de Yucatán, “hemos estado en comunicación con varias farmacéuticas y nos indican que tienen ya prácticamente sus producciones comprometidas”.

Añadió: “Nosotros estamos saliendo a comprar ahora, cuando los gobiernos federales, no sólo de México, sino de todo el mundo, salieron a comprar desde agosto”.

Vila Dosal comentó que desde hace dos semanas su gobierno “había solicitado la posibilidad de que los estados podamos hacer la compra de vacunas, porque mientras más vacunas tengamos, podemos coordinar mejor con el gobierno federal”.

Y adelantó que los miembros de la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN) harán “un pull con el número de vacunas que podamos adquirir, para tener entre todos una fuerza de adquisición más grande”.

En su calidad de coordinador de la Comisión Ejecutiva de Salud de la Conago, Vila Dosal solicitó ayer, durante una reunión con sus homólogos y funcionares del gobierno federal, el lineamiento para que los gobiernos estatales puedan adquirir vacunas.

A lo anterior, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud federal, Hugo López-Gatell Ramírez, respondió que esa opción, de acuerdo con la guía técnica de la estrategia nacional de vacunación, no era viable, ya que contravenía los principios del plan.

Sin embargo, el presidente López Obrador dio a conocer este viernes, en su conferencia de prensa matutina, que instruyó al secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, a emitir un comunicado para aclarar que cualquier gobierno estatal o empresa podrá adquirir vacunas, siempre y cuando anexen el contrato con la cantidad, y que sea con una farmacéutica autorizada en México.

En torno al plan nacional de vacunación, el gobernador yucateco recordó que durante la reunión celebrada la víspera quedó de manifiesto la preocupación de los gobiernos estatales por la conformación de las brigadas.

“A nivel estatal tenemos los consejos Estatales de Vacunación, que son un órgano donde estamos todos, están el IMSS, el ISSSTE, las Fuerzas Armadas, las dependencias del gobierno estatal, pero también los laboratorios, las universidades, los centros de investigación, y en este organismo es donde se planean, se diseñan y se ejecutan todas las campañas de vacunación que se hacen al año, desde hace muchísimos años”, reiteró.

De igual manera, destacó que el organismo tiene la experiencia, la infraestructura y la capacidad técnica, “pero según lo que nos ha planteado la Secretaría de Salud federal, este órgano no lo vamos a utilizar”.

“Vamos a crear estas nuevas brigadas de vacunación, porque cuando vemos quiénes integran (las actuales), pues van a estar 12 personas y nos preocupa mucho la capacidad técnica y la experiencia”, recalcó.

Esa docena de brigadistas, dijo, se compone de un promotor del programa “Sembrando vida”, un promotor del programa de las Becas “Benito Juárez”, dos servidores de la nación, dos voluntarios –“que no sabemos quiénes van a ser los voluntarios ni cómo se van a elegir”– , cuatro miembros de las Fuerzas Armadas, un médico y una enfermera.

“Eso preocupa, ya que los únicos que saben vacunar son el doctor y la enfermera”, acotó.

Argumentó que el personal médico de las brigadas es insuficiente para atender a las personas que puedan presentar algún tipo de reacción adversa a la vacuna.

“Otra de las preocupaciones que tenemos es que se está planteando que la vacunación se realice en los Centros Integradores del Bienestar, que son estas oficinas de gobierno que instala el gobierno federal, pero que son eso, oficinas burocráticas, con un mobiliario de sillas y mesas, no tienen una cama, no tienen para atender a alguien que se sienta mal, no tienen un refrigerador para cuidar la temperatura de las vacunas”.

Lo que los gobernadores proponen, dijo, es que “en lugar de hacer la vacunación en los Centros Integradores del Bienestar, se pueda hacer en los centros de salud o unidades médicas que están en las comunidades y que pudieran ser del IMSS, del ISSSTE o de los gobiernos estatales”.

Comentarios