Vacunas

Sin vacuna, residentes del Sanatorio Durango se niegan a atender a pacientes covid

Al igual que en el Nuevo Sanatorio Durango, “en otros hospitales privados también se está discriminando a los residentes, solo por el hecho de ser estudiantes de alguna especialidad médica”, lamenta Diego Cafaggi.
viernes, 22 de enero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los médicos residentes del Nuevo Sanatorio Durango se niegan a atender a pacientes covid que llegan a ese nosocomio privado, ubicado en la colonia Roma de la Ciudad de México, debido a que no se les incluyó en la lista para recibir la vacuna.

En una carta dirigida al director del sanatorio, Francisco Javier de Urioste Vidaurre, advierten que ya no ingresarán al área covid y tampoco atenderán a los pacientes sospechosos de tener el contagio, entre ellos los que llegan al área de urgencias.

Los médicos residentes, quienes estudian alguna especialidad en ese hospital, indican en la misiva que fueron “relegados de la campaña de vacunación”, siendo que “somos de los más expuestos por horarios y cargas de trabajo”.

Entrevistado por Apro, Diego Cafaggi asegura que “alrededor de 70 médicos residentes del hospital estamos atendiendo directamente a los pacientes con covid, los intubamos cuando se llegan a poner graves y estamos siempre pendientes de su estado de salud”. 

Pese a esto, dice, “no se nos incluyó en la lista del personal del hospital que está siendo vacunado. Es más, ni siquiera se nos avisó, por el solo hecho de ser residentes, pues nos consideran como simples estudiantes sin derecho a nada”.

Hasta personal administrativo y de recepción del Nuevo Sanatorio Durango ya se está vacunando, “a pesar de no estar en la primera línea de atención de los pacientes covid, como lo estamos nosotros”, apunta.

Ante esta situación de “discriminación”, señala que los residentes sostuvieron un encuentro con el director del hospital, De Urioste Vidaurre, a quien externaron su inconformidad. Y éste simplemente se encogió de hombros y les contestó en tono despectivo:

“Por el momento, sólo a los trabajadores del hospital los estamos vacunando. Los médicos residentes ahorita no están contemplados. Necesitan esperarse. Ya les tocará su turno”.

Mientras tanto, el resto del personal del hospital sigue vacunándose en las instalaciones militares de Chivatito, y los residentes continúan relegados, añade el entrevistado.  

Al igual que en el Nuevo Sanatorio Durango, “en otros hospitales privados también se está discriminando a los residentes, solo por el hecho de ser estudiantes de alguna especialidad médica”, concluye.

Comentarios