Ricardo Anaya

Ricardo Anaya inicia gira por mil municipios: "se trata de vivir los problemas", dice

Ricardo Anaya, quien quiere volver a contender por la Presidencia y cuya familia vive desde varios años en EU, inició una gira por mil municipios del país para, dijo, "escuchar los problemas y vivir los problemas como propios".
martes, 26 de enero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A tres años y medio de la elección de presidente de la República de 2024, a cuyo cargo aspira por segunda vez como candidato del Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya inició sus recorridos por mil municipios de México en una comunidad rural y hasta pasó la noche en una vivienda de campesinos.

“Don Anaya”, como le llamó la familia con la que convivió en una ranchería sólo identificada como Los Arenales --a menudo sin cubrebocas--, inició así su recorrido con el país con el propósito de escuchar a los mexicanos, según informó en sus redes sociales.

“Mi objetivo es escuchar: Escuchar los problemas, las necesidades, los anhelos y los sueños de la gente. Se trata de escuchar para de veras sentir y vivir los problemas como propios y encontrarles soluciones juntos”, expresó en un primer video el panista, cuya esposa y sus tres hijos han vivido por años en Estados Unidos.

En un segundo video, emitido dos horas después del primero, Anaya se dice preocupado, porque “México está colapsado” por la muerte, cada 48 segundos, de una mexicana o un mexicano por covid-19.

Y entonces propone “parar ya las obras de la refinería de Dos Bocas y del Tren Maya, para darle ese dinero a la gente que ya no puede más”, hacer el “cubrebocas obligatorio para todos”, aplicar pruebas masivas y gratuitas y en “el tema de las vacunas el gobierno tiene que dejar de mentir”.

Y tras admitir que los gobernadores y los empresarios no han podido comprar vacunas, el aspirante presidencial panista enjuicia al gobierno de Andrés Manuel López Obrador:

“En este momento sólo hay dos vacunas aprobadas por Cofepris y no hay manera de que los gobiernos estatales o los privados las adquieran de inmediato, como ha sugerido el gobierno. La verdad, es que en este momento sólo las puede comprar el gobierno federal. Pero se tiene que dejar ayudar. Porque van lentísimo en la vacunación”.

Mientras maneja una camioneta, el peor candidato que ha tenido el PAN en tres décadas, según cifras oficiales, insiste en que el gobierno de López Obrador no está actuando de manera correcta y la gente se sigue muriendo.

“Las historias son verdaderamente desgarradoras. Familias desesperadas porque no encuentran camas de hospital ni oxígeno para que su ser querido pueda respirar. La pandemia no está domada. Está peor que nunca. Esa es la verdad. No hay otros datos. Basta ya de mentiras. El gobierno tiene que rectificar. Necesitamos enfrentar esta crisis unidos, sin divisiones, jalando parejo: gobierno federal, estados, municipios, sector público y privado. Solo así lo podemos lograr. No hay tiempo que perder”.

En el primer video de su pretendido recorrido por mil municipios del país antes de la elección federal del 1 de julio de 2024, algo que también hizo en su campaña presidencial, Anaya se presenta ante una familia para apoyarla en trabajo del campo, cargando inclusive costales de maíz.

“De repente, nunca pensamos que iba a venir don Ricardo, nada más así. Y fue una sorpresa muy agradable, porque se quedó con nosotros”, dice una mujer. Un hombre añade: “Pues platicamos y ya fuimos a cómo cosecha uno el maíz, y ya le dijimos: ‘así se hace’. Y así anduvimos platicando, cómo aquí, cómo se vive el campo”.

A Anaya se le hizo de noche y, después de rogarle, pernoctó en una habitación:

“Aquí tengo un cuartito aparte. Qué decirle, digo, ya lo invité y no quería y le insistí y le insistí, y siempre sí se quedó en mi casa”, die el hombre.

Añade la mujer: “Eran las 11 y todavía estaba pensando: ¿estará bien? Porque la puerta no cierra bien, y ya, dije, pues ya se apagó el foco. Yo creo ya se acostó y se durmió”

Aparece Anaya acariciando gallinas, perros y caballos, y dice el anfitrión: “No, muy cariñoso don Anaya”.

Los lugareños le exponen sus problemas y Anaya se compromete ayudarlos, hasta el campo de futbol que les fue “agandallado” por un vecino.

Y se despide: “No, pues muchísimas gracias. Estuve muy a gusto, aprendí mucho. Y yo les voy a ayudar a arreglar ese problema del campo. Gracias por todo y ahí estamos en comunicación. Ahí tiene mi número”.

Anaya no identificó dónde se ubica Los Arenales, sólo agradeció en el video a toda la gente que lo recibió, como “las pescadoras y los pescadores de Zimapán, Hidalgo”, los “artesanos de Vizarrón”, los “barbacoyeros de Boyé y los turisteros de Bellavista del Río”. 

Más de

Comentarios